_
_
_
_
_
Automoción

GM quiere firmar el contrato de venta de Opel a comienzos de octubre

El fabricante automovilístico estadounidense General Motors (GM) quiere firmar a comienzos de octubre los contratos para la venta de las marcas Opel y Vauxhall al consorcio liderado por el productor de componentes austríaco-canadiense Magna.

Así lo dijo, en el Salón del Automóvil de Fráncfort, el consejero delegado de GM, Fritz Henderson. Además, Henderson consideró que actualmente no hay problemas insuperables en la transacción con Opel. La transacción podría concluirse a comienzos de noviembre o, como muy tarde, a finales de año.

Las marcas Opel y Vauxhall podrían ser rentables en 2011, si bien para ello es inevitable el saneamiento, dijo Henderson.

El consejero delegado de GM consideró suficiente el recorte previsto de 10.500 empleos en Opel y Vauxhall, que ya ha anunciado.

Cuatro nuevos modelos por el repunte de ventas

El grupo automovilístico General Motors estudia alternativas para aumentar la producción de cuatro de sus modelos, fabricados en Estados Unidos, ya que las ventas de estos vehículos están superando las previsiones de la compañía.Un portavoz de la corporación, Tom Wilkinson, explicó que tres de estos modelos son 'restyling' de otros tantos automóviles, mientras que el cuarto, el Chevrolet Camaro, volvió a las cadenas de producción hace cinco meses tras estar siete años sin fabricarse.Además del Chevrolet Camaro, los modelos que se verán afectados por los planes para elevar la producción sin el 'crossover' Chevrolet Equinox, el sedán Buick LaCrosse y el 'crossover' Cadillac SRX.En caso de cumplir sus expectativas de aumentar la cadencia productiva, General Motors volvería a contratar a trabajadores despedidos, sólo dos meses después de emerger de la suspensión de pagos.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_