Crisis económica

S&P: España será el único de los grandes de la UE donde el PIB volverá a caer en 2010

España será el único de los grandes países de la Unión Europea donde el Producto Interior Bruto (PIB) volverá a caer el año próximo, en concreto un -0,6%, mientras en la zona euro en su conjunto se recuperará un 0,6%, según la agencia de calificación de riesgos Standard and Poor's (S&P).

"En países como España, con un nivel de endeudamiento privado muy alto, la recuperación será más lenta y se retrasará más", explicó Jean-Michel Six, responsable de un informe de S&P sobre las perspectivas económicas en Europa.

Además, el aumento "brutal" del paro en España seguirá pesando sobre el consumo, indicó a Efe Six, antes de afirmar que la tasa de desempleo continuará subiendo en 2010 para elevarse al 21% de la población activa.

La agencia de calificación estima que el próximo ejercicio se registrará un alza del PIB en el Reino Unido (0,9%) Alemania (0,8%), Francia (0,8%) e incluso en Italia (0,6%), mientras caerá en España y todavía más en Irlanda (-1,5%).

En 2009, el retroceso será generalizado para todos estos países con bajas del 8,1% en Irlanda, del 5% en Alemania e Italia, del 4% en el Reino Unido, del 3,6% en España y del 2,5% en Francia.

En la eurozona el descenso será del 4,2%, una cifra peor que la anunciada ayer por la Comisión Europea, que auguraba un repliegue del 5,1% en Alemania, del 5% en Italia, del 4,3% en el Reino Unido, del 3,7% en España o del 2,1% en Francia.

Los autores del informe de S&P consideran que los datos del PIB en el segundo trimestre de este año muestran "señales alentadoras" y en particular "la sorpresa más notable" es la evolución positiva en Alemania y Francia, con alzas trimestrales del 0,3%, mientras la otra cara de la moneda fue la baja del 1% en España.

"Hay ahora un creciente consenso de que las economías europeas experimentarán una sólida recuperación en la segunda mitad del año" escriben en el documento, para puntualizar más adelante que "diversos factores persistentemente negativos" pueden transformarla en una recuperación poco vigorosa.

S&P constata que el deterioro del mercado de trabajo ha sido mucho más rápido en Estados Unidos que en Europa, y estima que eso ha permitido a las empresas estadounidenses ajustarse también antes al bajón de la actividad.

Una de las consecuencias es que el paro seguirá creciendo en 2010 en el Viejo Continente y eso afectará al consumo.

Otro elemento menos positivo para los países de Europa occidental es que los países de la zona central y oriental del continente -con los que tienen un alto nivel de intercambios- tendrán una evolución menos favorable que otras economías emergentes en Asia y Latinoamérica.