Acuerdo

Chevron, ExxonMobil y Shell acuerdan explotar yacimiento de gas en Australia

Chevron Corporation anunció hoy la aprobación del proyecto de explotación junto a sus socios ExxonMobil y Royal Dutch Shell, del gran yacimiento de gas natural de Gorgon, al noroeste de Australia, y al que en una primera fase destinaran cerca de 37.000 millones de dólares.

La decisión final de invertir en el proyecto de Gorgon fue hecha pública en la ciudad australiana de Perth, por los representantes de la sociedad mixta formada por Chevron, que tiene un 50 por ciento; ExxonMobil, un 25 por ciento; y Shell, otro 25 por ciento. La compañía estadounidense Chevron indicó en un comunicado conjunto, que la producción de gas natural licuado comenzará en 2014. "Dado que está previsto que la demanda de gas natural se triplique en 2030, el proyecto de Gorgon es una importante fuente de suministro para responder a la demanda, particularmente para las economías de la región Asia-Pacífico que crecen rápidamente", señaló el presidente de ExxonMobil Development, Nel Duffin. El yacimiento de Gorgon, descubierto hace más de tres décadas, es el primer proyecto de extracción de gas natural aprobado por el Gobierno de Australia desde diciembre 2008. La explotación contiene 1,1 billones de metros cúbicos de gas natural y será gestionada por las tres compañías. El proyecto de Gorgon permitirá exportar energía a China por valor de 50.000 millones de dólares australianos (unos 42.850 millones de dólares estadounidenses) en los próximos 20 años. El acuerdo sanciona el convenio firmado en agosto en Pekín por las tres petroleras con PetroChina, la mayor compañía energética de Asia, que acordó entonces comprar 2,25 millones de toneladas de gas natural licuado al año provenientes de la futura explotación. La aprobación del acuerdo por parte del gobierno australiano llegó junto con la imposición de 28 medidas destinadas a matizar el impacto medioambiental del proyecto sobre la isla de Barrow, clasificada como reserva natural y que acoge a una rara especie de tortuga. La aprobación del plan llega cuando relaciones diplomáticas entre China y Australia atraviesan una difícil etapa, después de que Pekín cancelara varios viajes de altos funcionarios chinos tras la visita a Australia de la líder uigur Rebiya Kadeer. China y Australia mantienen otro conflicto abierto en relación con los cuatro empleados de la minera anglo-australiana Río Tinto, acusados en Pekín de violar secretos comerciales y de aceptar sobornos en el marco de las negociaciones bilaterales para fijar el precio del hierro.