Según Financial Times

El BCE ha ganado 900 millones de euros con la financiación de emergencia contra la crisis

El Banco Central Europeo (BCE) ha ganado 900 millones de euros gracias a la financiación de emergencia proporcionada a los bancos en el último año tras el empeoramiento de la crisis financiera que sucedió a la caída de Lehman Brothers, según informa hoy el diario Financial Times, que cita los cálculos realizados por el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs.

Al menos 300 de estos millones de estos beneficios se generaron desde junio, cuando el BCE proporcionó 442 millones de euros en préstamos, en la que fue su mayor subasta de liquidez.

Según explica el diario, aunque el tipo cargado en la subasta de liquidez (1%) es el más bajo de sus 11 años de historia, los ingresos siguen siendo "jugosos" por la cantidad de liquidez proporcionada, de dimensiones extraordinarias, según Natacha Valla, economista de Goldman Sachs.

No obstante, el BCE habría perdido la posibilidad de lograr mayores márgenes potenciales debido a su manera de utilizar sus instrumentos. De hecho, el programa de compra de 60.000 millones en bonos podría ser eclipsado por los proyectos similares de otros bancos centrales que cuentan con mayores niveles de riesgo.

De hecho, FT informó el pasado mes de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) ganó 14.000 millones de dólares (9.630 millones de euros) gracias a sus programas de liquidez y de apoyo al crédito, con una adquisición de bonos comerciales entre sus operaciones más lucrativas.

A cambio, explica el rotativo, el BCE ha creado oportunidades de arbitraje en los bancos de la eurozona, que utilizaron la liquidez proporcionada por la institución para la adquisición de grandes cantidades de bonos gubernamentales, incluyendo algunos de los países más pequeños de la zona euro y los activos más arriesgados.

?stos activos, a su vez, pueden ser utilizados como colaterales para obtener financiación en las subastas del BCE, que presentará sus cuentas anuales durante el próximo mes de marzo.

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, aseguró en una entrevista la pasada semana que hacer beneficios no es el objetivo principal de la institución. "El objetivo es asegurar que los mercados están operando de manera apropiada y permitir a los bancos comerciales de la eurozona hacer su trabajo", aseguró.