Primer aniversario

La banca española vale un 23% más un año después de la caída de Lehman

Los bancos españoles cotizados valen hoy en bolsa el 23% más que hace un año, cuando la quiebra de Lehman Brothers produjo un colapso en el sistema financiero internacional y obligó a Gobiernos y bancos centrales de todo el mundo a poner en marcha un cambio del modelo económico.

La evolución en bolsa de los bancos españoles en el último año respaldan en parte la tesis tantas veces repetida sobre la mayor solvencia de las entidades financieras españolas y su mejor resistencia a la crisis crediticia y de confianza propiciada por la caída de Lehman, aunque no hayan resultado totalmente indemnes.

Entre las medidas que han cambiado el paisaje financiero español destaca el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y la concesión de avales del Estado para las nuevas emisiones de deuda de las entidades de crédito.

Asimismo, los bancos se han decidido a lanzar ampliaciones de capital y han hecho del aumento de las provisiones el caballo de batalla de la resistencia a la crisis.

Al día siguiente de la caída de Lehman la cotización de los principales bancos españoles -y también europeos- registró una caída media del 6%.

descalabro bursátil

El pesimismo ante una crisis que parecía no tener fin y el temor a que la bancarrota de Lehman salpicara, como así fue, a las entidades del Viejo Continente, llevaron a la banca a protagonizar un importante descalabro bursátil en los mayores parqués europeos.

El desplome se produjo al fracasar los intentos de rescate de entidades financieras como Bank of America o Barclays y a la negativa del Tesoro estadounidense a dar respaldo financiero a algunas operaciones, cosa que sí que hizo con las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae.

La gran banca española, con el Santander y el BBVA como protagonistas, registró ese día pérdidas en línea con la media europea, al caer ambas entidades el 6,88% y el 6,8%, respectivamente. Por el contrario, la banca mediana tuvo pérdidas inferiores: Banco Popular cayó el 0,83%; Banco Sabadell, el 1,85%; Banesto, el 2,86%, y Bankinter, el 2,90%.

Un año después las entidades financieras españolas no sólo han recuperado el terreno perdido sino que han superado, en todos los casos con la única excepción del Sabadell, la capitalización anterior a la quiebra de Lehman.

Al cierre de la sesión de ayer los bancos cotizados pueden presumir de haber superado la prueba y suman en conjunto 158.365 millones de euros de capitalización, frente a los 128.896 del 15 de septiembre de 2008.