Reforma fiscal

Blanco asegura que con más impuestos se mantiene la protección social

La subida de impuestos que prepara el Gobierno para el próximo ejercicio permitirá mantener la protección social, las becas, la inversión destinada al sistema sanitario de dependencia y la inversión productiva en infraestructuras, necesaria para poder generar actividad económica, según lo aseguró el ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco.

Así lo aseguró el ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, quien en una entrevista con Efe defendió que no se trata de una subida generalizada de impuestos, sino de un ajuste moderado que no afectará a trabajadores ni a pensionistas.

"Será un ajuste -dijo- que desde luego no va a repercutir en aquellas personas que son trabajadores, que son pensionistas, que no tienen grandes fortunas; a ellos no va a llegar el ajuste en nuestra política fiscal".

Instrumento en función de la coyuntura

José Blanco argumentó que la política fiscal no es un dogma de fe, sino un instrumento que un Gobierno debe utilizar en función de la coyuntura económica.

A este respecto, el ministro explicó que la reducción generalizada de 400 euros en el IRPF aprobada el pasado año se adoptó en un momento en el que "las hipotecas eran imposibles" y los precios de la vivienda disparatados.

Sin embargo, hoy las circunstancias han cambiado; han bajado las hipotecas y los precios, y eso posibilita revisar algunas decisiones que se tomaron en materia fiscal para garantizar oportunidades a quienes ahora tienen dificultades, aseveró.

El titular de Fomento reprochó al presidente del PP, Mariano Rajoy, haberse opuesto a esa deducción cuando se aprobó y, sin embargo, pedir ahora que no se toque el IRPF. "Se enmienda a sí mismo -dijo- y lo que era malo antes, ahora le parece maravilloso con tal de llevar la contraria al Gobierno de España".

En línea con el G-20

En su opinión, la actuación del Gobierno está en línea con las pautas marcadas por el G-20, que defiende el mantenimiento de la política de estímulos económicos y de la inversión productiva.

En este sentido, recordó que este Gobierno ha bajado el IRPF, el Impuesto de Sociedades y ha eliminado el del Patrimonio, lo que ha permitido que la presión fiscal sea hoy en España menor que nunca.

Gracias a ello, el aumento de impuestos que aprobará el Ejecutivo no impedirá que la presión fiscal continúe siendo menor que la que había cuando el PSOE accedió al poder, en 2004, añadió Blanco.