ANÁLISIS

¿Tiene pensado quedarse embarazado?

Como he vuelto a la rutina del día a día, o lo que es lo mismo, al trabajo y a viajar en el metro, me ha sorprendido un anuncio que he visto pegado en las paredes de las estaciones. Desconozco si esta publicidad aparece en algún otro soporte, como el audiovisual. No sé si absurdo o no el anuncio, pero lo cierto es que cada vez que lo veo, lo leo. Y no soy sospechosa de querer hacer publicidad a las campañas que lanza la Comunidad de Madrid, pero creo que, en esta ocasión, han conseguido su propósito: que la gente preste atención al menos mientras el tren está parado en la estación. Probablemente, luego lo olvidaremos.

En la imagen se ve a un hombre, aparentemente joven, que parece estar pasando una entrevista de trabajo. En su rostro se refleja cierta sorpresa, debe ser por lo que le suelta su entrevistador, que me imagino que será alguien de algún departamento de recursos humanos, que le felicita porque que su currículo está francamente bien. A renglón seguido, ahí viene lo sorprendente, le pregunta si tiene previsto quedarse embarazado. Ahora se entiende la cara de espanto del candidato al puesto de trabajo. La moraleja viene en la siguiente frase: "Si es absurdo hacer esta pregunta a un hombre, ¿porqué se le hace a una mujer?".

A mí nunca me la han hecho en mi trabajo, tal vez porque he cambiado poco de empresa, ya que llevo más de 15 años trabajando para el Grupo Prisa, pero tengo alguna amiga y conocida a la que si se la han formulado, con la consiguiente cara de estupefacción. ¿Qué contestas a una pregunta así? Que sí, que tienes intención de quedarte embarazada nada más salir de la entrevista, que entre tus planes está el ser madre de familia numerosa. Inmediatamente, tal y como está planteada la maternidad, que no la paternidad, en la mayoría de las empresas en España, quedas eliminada del proceso de selección o de promoción de esa empresa. Y entiendo que los empresarios tienen que tener organizaciones rentables, pero no deberían rechazar de plano a las mujeres por el hecho de que deseen ser madres. Mientras que el cuidado de los hijos se siga vinculando a la mujer y no de forma compartida entre las partes de la pareja, el mercado laboral y las empresas están desaprovechando mucho talento, y del bueno. Y no lo digo por ser parte afectada, sino porque necesitamos diversidad.