Transportes

El consejo de National Express se inclina a favor de la oferta de los Cosmen

La familia asturiana Cosmen y el fondo CVC están a un paso de hacerse con el control de National Express, el operador británico de ferrocarriles y autobuses. Esta compañía confirmó ayer que mantiene conversaciones con el consorcio sobre la oferta que éste hizo por National Express de 2.078 millones de euros. Hoy a las 17.00 horas finaliza el plazo de presentación de ofertas. La última propuesta consiste en 5,75 euros por título -lo que valora el 100% en 875 millones de euros- y la asunción de la deuda, de 1.202 millones.

La prensa del Reino Unido informó ayer de que National Express se dispone a aceptar la oferta de compra del consorcio formado por la familia Cosmen y la firma de capital riesgo CVC. Según The Daily Telegraph, el consejo de National Express votó el miércoles a favor de aceptarla.

National Express difundió ayer un comunicado en el que, escuetamente, afirmaba que está "discutiendo ciertos aspectos de la propuesta final del consorcio". "Para evitar dudas, no puede haber certeza" de que la oferta de los Cosmen y CVC terminará con la adquisición de National Express, decía el comunicado. El apoderado de CMC XXI, Jacobo Cosmen, declaró ayer que su familia espera "muy esperanzada y muy ilusionada" el resultado de oferta.

Los Cosmen son el principal accionista de National Express. En 2005 la dinastía asturiana vendió al operador británico Alsa y a cambio recibió una participación del 9% en National Express, una posición que ha ido elevando hasta el 18,6% actual. En 2007 National Express compró la también española Continental Auto. Los títulos de National Express subieron ayer el 2,50%, hasta 4,75 libras, 0,25 por debajo de la opa.