Industria automovilística

Merkel confirma que General Motors venderá Opel a Magna

La canciller alemana, Angela Merkel, anunció hoy que el consejo de administración de General Motors ha dado luz verde a la venta de Opel al fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna en "las condiciones planteadas por el gobierno" de Berlín.

Merkel celebró el acuerdo y señaló que, aunque "no será fácil", la decisión de General Motors posibilitará un nuevo comienzo para el fabricante europeo de automóviles Opel.

El consejo de administración del grupo automovilístico estadounidense General Motors ha aceptado la venta de una participación mayoritaria del 55% en su filial alemana Opel al fabricante canadiense de componentes para vehículos Magna, mientras que a través de este acuerdo los trabajadores mantendrían un 10% del capital y General Motors el 35% restante, según informó hoy la compañía.

La canciller subrayó que ahora Alemania buscará el contacto de los restantes países europeos con plantas de General Motors para hablar sobre "el reparto de cargas" y el futuro de las plantas. Alemania, afirmó, como país que acoge el mayor número de factorías, asumirá su responsabilidad respecto a los demás países europeos con actitud "justa y honesta".

Merkel subrayó que la decisión de GM se ajusta a las "propuestas financieras deseadas por el gobierno y los Länder alemanes". "Me alegro sobremanera de esta decisión, que además es la que querían las trabajadoras y los trabajadores de Opel", señaló la canciller, quien subrayó que "ha quedado demostrado la paciencia y perseverancia del gobierno alemán han merecido la pena".

Con ello, reaccionó a las críticas desde dentro y fuera del país que reprocharon a Alemania haberse casado prematuramente con la opción de Magna.

No obstante, reconoció que todavía serán necesarias negociaciones entre la entidad fiduciaria que gestiona Opel y Magna. Aseguró, sin embargo que la resolución de los flecos de la operación será "controlable".

La entidad fiduciaria y General Motors tienen previsto ofrecer esta tarde una rueda de prensa en Berlín para explicar los pormenores de la decisión.

Ayudas públicas

Magna, que ha presentado una oferta en cooperación con el fabricante ruso Gaz y el banco Sberbank, es el único ofertante por el que el gobierno y los Länder alemanes estaban dispuestos a apoyar con ayudas públicas.

Tras la firma de una declaración de intenciones entre GM y Magna a finales de mayo, el Estado alemán concedió a Opel un crédito puente para garantizar su supervivencia hasta la firma de un contrato definitivo.

Según informaciones del ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, este crédito de 1.500 millones de euros debería alcanzar hasta enero.

Defender los puestos de trabajo

El presidente del Comité de Empresa de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza), José Juan Arceiz, ha dicho a Efe que defenderá los empleos de la factoría española.

La opción de venta a Magna es la que menos gustaba a los representantes de los trabajadores de Figueruelas, ya que plantea, entre otras cuestiones, reducir las plantillas de las factorías de GM en Europa en 10.400 empleos, unos 1.600 de ellos de la planta española, en la que trabajan 7.500 personas.

Por ello, Arceiz ha enfatizado a Efe: "Vamos a defender los puestos de trabajo" de la factoría española que, en su opinión, se defienden con criterios económicos y no políticos.

"Esto era algo que se estaba esperando y hoy GM lo ha anunciado", ha añadido el presidente del comité, quien considera que todavía faltan distintos pasos y que el acuerdo definitivo para la adquisición "tardará en despejarse".