Compra de activos

Los sindicatos anuncian un "conflicto importante" si Magna despide a 1.700 trabajadores en Figueruelas

Tanto CC OO como UGT han anunciado que puede haber un "conflicto importante" si Magna no modifica de forma sustancial la decisión inicial de despedir a unos 1.700 obreros de la planta de Figueruelas. Según los sindicatos, la decisión de General Motors de vender Opel a Magna resuelve el futuro de Opel, pero no el de la planta española.

La canciller alemana Angela Merkel
La canciller alemana Angela Merkel

El secretario general de la Federación de Industria del sindicato Comisiones Obreras en Aragón, Salvador Salas, aseveró que "no vamos a aceptar lo que Magna nos adelantó" y avisó de que "vamos a pelear para que haya un reparto de producción a nivel europeo que se corresponda con criterios industriales".

Salvador Salas subrayó que CC.OO. no aceptará la decisión de "endosar recortes salariales y de derechos sociales" para los trabajadores de Opel España, por lo que "podemos entrar en una situación muy conflictiva".

El responsable de Industria del sindicato en Aragón señaló que "contestamos que no" al plan industrial propuesto, inicialmente, por Magna porque preveía un recorte importante de la producción en Figueruelas, así como un notable recorte de empleo.

Por su parte, el secretario general del Metal de la Unión General de Trabajadores (UGT)-Aragón, Luis Tejedor, advirtió hoy de que General Motors (GM) "va a tener problemas" con la planta de su filial europea Opel en Figueruelas (Zaragoza) si Magna no modifica el plan industrial anunciado el pasado mes de julio.

Luis Tejedor se pronunció así en rueda de prensa después de que el consejo de administración del grupo automovilístico estadounidense GM haya aceptado la venta de una participación mayoritaria del 55% en su filial alemana Opel al fabricante canadiense de componentes para vehículos Magna, acuerdo por el que los trabajadores mantendrían un 10 por ciento del capital y General Motors el 35% restante, según informó hoy la compañía.

El Gobierno de Aragón mantendrá nuevos contactos "en los próximos días" con General Motors (GM) y Magna para conocer al detalle la operación de venta de la empresa del automóvil Opel a Magna, anunciada hoy. En una nota hecha pública a las 20.12 horas de hoy, jueves 10 de septiembre, el Ejecutivo autónomo indica que el "principal objetivo" es "salvaguardar el máximo número de empleos.

El plan de Magna y de su socio ruso Sberbank contempla la eliminación de unos 10.000 empleos en Europa, de los que 1.700 despidos corresponderían a la planta de Figueruelas (Zaragoza), teniendo en cuenta que la producción asignada para la planta aragonesa se reduciría a un máximo de 320.000 unidades, en lugar de los 465.000 vehículos que puede fabricar en la actualidad.

En concreto, supondría reducir las dos líneas de producción a una y que el modelo Corsa de tres puertas se produjera al completo en Alemania, mientras que el de cinco puertas se compartiría también con las plantas del país germano.

Al respecto, el secretario general de la Sección Sindical de este sindicato en Opel España, Pedro Bona, advirtió de que el plan industrial de Magna "supondría incluso más despidos de los 1.700 de los que se ha hablado".

Como ejemplo, comentó, "sirve la situación que hemos vivido este año", de forma que "sobrarían más o menos todos los empleados que se han visto afectados por los paros en la fábrica", dijo.