Medidas anticrisis

Trabajo estima que 5.000 parados podrán cobrar este mes los 420 euros

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, estimó hoy que alrededor de 5.000 personas podrán empezar a cobrar durante septiembre las "prestación proporcional" que les corresponde de las ayudas de 420 euros a parados sin subsidio, que los desempleados pueden solicitar desde el pasado 15 de agosto.

El declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados, Corbacho explicó que la cifra definitiva se tendrá a final de mes, cuando se publiquen las nóminas del INEM, atendiendo a que sólo han podio acogerse aquellos que estaban en condiciones de "certificar" que se encontraban en esa situación desde el 1 de agosto.

Corbacho admitió que las personas beneficiarias de estas prestaciones estos primeros días serán "pocas" en relación con las previsiones de "600.000 beneficiarios" potenciales de las ayudas, aunque recordó que esta prestación se concede en función del día en el que su aplicación tiene efecto legal, según la fecha de la solicitud.

"A partir de finales de septiembre, entraremos en una regularidad y ahí ya nos podrá determinar el monto de futuro al que creemos que afectará la medida", recalcó Corbacho.

En cualquier caso, el número de solicitantes, que Trabajo cifra en estos momentos en 26.000, se elevará sustancialmente cuando entre en vigor la ampliación de la cobertura de las ayudas al 1 de enero, previsiblemente en el mes de noviembre, una vez finalice el trámite parlamentario del decreto ley que regula estas ayudas, que arrancará la próxima semana con el debate de convalidación.

"Todos debemos hacer un esfuerzo"

Por otro lado, Corbacho eludió pronunciarse sobre el impacto sobre el empleo de la subida de impuestos que planea el Gobierno, y dejó en manos del Ministerio de Economía y Hacienda avanzar más detalles de la misma. No obstante, destacó que "todas las medidas" que ha puesto en práctica el Ejecutivo desde el inicio de la legislatura han buscado contribuir a la creación de empleo.

"Esta crisis está dejando una profunda herida en los social y aunque hay que seguir apostando por medidas activas que nos hagan salir lo antes posible de la crisis, pero por el medio está ese punto de cohesión social y solidaridad, que es donde todos debemos hacer un esfuerzo", incidió.

El ministro realizó estas declaraciones a su salida del Pleno, donde fue interpelado por el diputado del PP José Ignacio Echániz sobre la situación del paro y el empleo en España.

Corbacho insistió ante Echániz en que la principal preocupación del Gobierno seguirá siendo el paro, y admitió que, aunque los próximos meses continuarán siendo negativos para el empleo, se aprecian algunos "signos de carácter positivo".

En este sentido, el titular de Trabajo mostró su confianza en el futuro y también en el diálogo social, que espera que pueda recuperarse pronto y acabar en acuerdo, sabiendo eso sí que ello implicará que todas las partes "se dejen algo en el camino", dijo.

El ministro indicó que la crisis actual "supera la acción de cualquier Ministerio", por lo que se debe salir de ella "globalmente", y apuntó que si en España se aplicaran las medidas alemanas de ajustar horarios laborales y no empleos entre 700.000 y 800.000 contratos se verían extinguidos.

Corbacho destacó además que, gracias a las medidas del Gobierno, los expedientes de regulación de empleo (ERE) de extinción han pasado de representar el 53% a suponer el 19,8%, mientras que, en paralelo, han aumentado los ERE de suspensión temporal, desde poco más del 40% a más del 60%.