'Telecos'

France Télécom adelanta a Telefónica en la puja por T-Mobile

Ni Telefónica ni Vodafone. Todo apunta a que la competición entre estas dos compañías para hacerse con la filial de Deutsche Telekom en Reino Unido, T-Mobile, ha quedado en nada.

Cada una estaba dispuesta a pagar unos 4.000 ó 4.500 millones de euros por la operadora de móvil, según distintas fuentes citadas por medios locales, pero no ha sido suficiente.

Al final, la carrera la habría ganado France Télécom, que ultima un acuerdo con Deutsche Telekom para que sus respectivas filiales formen una sociedad conjunta en el ultracompetitivo mercado británico del móvil, según aseguraban ayer tanto Reuters como Dow Jones. Las dos agencias coincidían en que el acuerdo podía anunciarse hoy mismo.

TELEFÓNICA 6,25 0,21%
ORANGE 13,36 0,68%

Se trataría de una sociedad al 50%, que desbancaría a Telefónica del primer puesto como principal operadora de móvil de Reino Unido. La fusión entre Orange y T-Mobile sumaría 30 millones de clientes, con una cuota de mercado del 38%.

Pese a perder el liderazgo, la alianza con Orange es un mejor resultado para Telefónica que una T-Mobile en manos de Vodafone. También le ahorra un desembolso de más de 4.000 millones por una operación de la que no estaba convencida, pero en la que ha tenido que participar para preservar su posición ante su máximo rival.

La distancia que le sacará la suma de Orange y T-Mobile es inferior a la que se habría producido de haber ganado Vodafone. A la vez, supone la desaparición de un rival en el competitivo mercado británico de móvil, donde cinco operadoras luchan por captar a los clientes.

Todo dependerá, de todas formas, del resultado final de las negociaciones y de la fórmula que elijan France Télécom y Deutsche Telekom para formar la sociedad conjunta entre sus filiales británicas.

Solución

Deutsche Telekom se planteó la busca de opciones para T-Mobile por los malos resultados de su filial. Primero movió el mercado para ver si había compradores y cuánto estaban dispuestos a pagar, pero parece que ahora prefiere una solución que no conlleve la venta.