Sector motor

Los sindicatos culpan a Ford de ser "poco dialogante" en la negociación del ERE de Almaussafes

Los sindicatos de la factoría Ford de Almussafes han criticado la postura "poco dialogante" de la dirección de la empresa durante la reunión celebrada hoy, que dio comienzo al periodo de consultas del expediente de regulación empleo (ERE) que supondrá la extinción de 600 contratos.

Según ha manifestado a Efe el presidente del comité de empresa, Gonzalo Pino, el encuentro ha sido "más duro de lo previsto" y la dirección de la empresa se ha reafirmado en su decisión de despedir a 600 empleados con la "mínima indemnización posible".

Pino, que pertenece a UGT, el sindicato mayoritario en la planta de Almussafes), ha indicado que todos los sindicatos (también CC.OO, CGT y STM) han mostrado su rechazo a aceptar los despidos previstos por ese ERE.

El responsable de CC.OO. en la factoría, Miquel Rosaleny, ha señalado que la dirección de la empresa ha mostrado una actitud "sin buena fe negociadora", situación que espera que cambie, ha añadido, para poder poner encima de la mesa otro tipo de soluciones.

Por su parte, la representante del sindicato CGT, Francisca Cuesta, ha indicado que el actual ERE planteado por Ford es una "vergüenza", ya que alude al cese de la producción del modelo "Focus" en la factoría, algo que sucederá en 2011. Según CGT, las razones que ha presentado en la memoria explicativa la empresa para defender la necesidad del ERE "no se ciñen a la realidad actual".

La próxima reunión entre el comité de empresa y la dirección de Ford tendrá lugar la semana que viene, aunque todavía no se sabe el día exacto, según han informado los sindicatos.

Por otra parte, desde la dirección general de Trabajo se ha informado a Efe que a finales de septiembre debe revisar la suspensión temporal de empleo presentada por Ford en mayo y que fue aprobada en un primer momento para 1.100 trabajadores hasta diciembre, aunque luego, en la primera revisión en junio, Trabajo redujo el número de afectados a un tope de 294.

Ese expediente temporal de mayo, que se aplica en las plantas de fabricación de vehículos y departamentos auxiliares, supuso la eliminación del tercer turno de trabajo que existía en esa factoría de Ford. Además, la dirección y el comité de empresa tienen pendiente un acuerdo en el convenio colectivo cuyas negociaciones quedaron rotas antes del verano.