Resultados

El beneficio de los bancos españoles desciende un 12,1% hasta junio

Los grupos bancarios españoles registraron en el primer semestre de 2009 un beneficio atribuido de 8.551 millones de euros, lo que representa un descenso del 12,1% sobre el obtenido en el primer semestre de 2008, informó hoy la Asociación Española de Banca (AEB).

Según informó hoy la Asociación Española de Banca (AEB), las entidades destinaron 9.097 millones de euros a saneamientos, un 87% más, para hacer frente al crecimiento de la morosidad, que se situó en el 3,34%, más del doble que un año antes. Teniendo en cuenta sólo España, la tasa de mora se situó en el 3,81%. De esta forma, el índice de cobertura de los activos dudosos se redujo hasta el 68% en el primer semestre.

La AEB destaca además que, a pesar del entorno económico recesivo, en España el crédito a la clientela de los bancos creció el 1,5% durante el semestre, en tanto que los depósitos aumentaron un 3,4%.

En cualquier caso, según los balances consolidados, los grupos bancarios españoles tenían una cartera crediticia total de clientes de 1,34 billones de euros a cierre de junio, el 9,6% más que un año antes.

En cuanto al ahorro, los depósitos de la clientela ascendían al cierre de junio a 915.270 millones, lo que supone un incremento del 22,8% respecto al mismo mes de 2008.

En concepto de comisiones por la venta de productos y servicios a sus clientes, los bancos ingresaron 9.580 millones de euros, un 0,1% más que en el mismo periodo de un año antes, lo que condujo a un margen bruto de 37.249 millones, cifra un 16,9% superior a la de junio de 2008.

Por su parte, el margen de intereses -diferencia entre lo que ingresan por los intereses de los créditos y lo que tienen que pagar por los depósitos- fue de 23.985 millones de euros, un 32,2% más.

Asimismo, las entidades lograron contener costes al dedicar 8.224 millones a remunerar a su personal, un 11% más, y otros 5.528 millones a gastos generales de administración, el 17,5% más.

Una vez restadas estas cantidades y las destinadas a provisiones al margen bruto, el resultado de explotación -el que mide más fielmente la evolución de la actividad típica bancaria- fue de 12.165 millones, el 4,8% menos que en los seis primeros meses de 2008.

En cualquier caso, la contención de costes permitió que el ratio de eficiencia se mantuviera en torno al 40%.

En cuanto a la solvencia de los grupos bancarios españoles, el core capital -capital y reservas sobre activos ponderados por riesgo- se situó en el 7,28%, en tanto que los recursos propios de mayor calidad o Tier 1 se encontraban al finalizar junio en el 8,85%, 110 puntos básicos por encima al de un año antes.