Recuperación en el sector

Los fabricantes de electrónica confían en los nuevos equipos

El gigante Hon Hai supera las previsiones con sus cuentas.

Los fabricantes de electrónica confían en los nuevos equipos
Los fabricantes de electrónica confían en los nuevos equipos

Las grandes compañías de fabricación de productos de electrónica (electronics manufacturing services o EMS, en el acrónimo anglosajón) quieren recuperar la estela del crecimiento. Tras una primera parte del año dominada por las pérdidas y las caídas de ingresos, las empresas del sector empiezan a vislumbrar la recuperación gracias a la incipiente recuperación de la demanda en algunos mercados y a los productos de gran popularidad que acaban de llegar al mercado como el iPhone 3GS, o que van a aterrizar en los próximos meses como el futuro smartphone de Dell Mini 3i o el miniportátil de Nokia Booklet 3G.

Lo cierto es que, de momento, no todas las noticias son malas. La firma taiwanesa Hon Hai, el mayor EMS del mundo, anunció ayer que ha elevado sus beneficios un 27% en su segundo trimestre fiscal hasta los 459 millones de dólares (unos 323 millones de euros), por encima de las previsiones de los analistas. La compañía, que fabrica productos como los Mac o los iPhone de Apple o la videoconsola Wii de Nintendo, se vio favorecida por un rebote de la demanda de dispositivos de electrónica por parte de los consumidores. Además, el grupo elevó sus ingresos un 0,3% hasta 9.547 millones de dólares (en torno a 6.720 millones de euros).

Si es un espejismo o no es algo que se verá en los próximos meses, si bien hay expertos que se muestran más optimistas ante una recuperación. La pasada semana, Citigroup mejoró sus recomendaciones sobre compañías como Flextronics, Jabil Circuit o Celestica, indicando que "en nuestro punto de vista, los fundamentales de la industria han tocado fondo y vemos aumentos de los ingresos y los márgenes durante los próximos 24 meses". Estos expertos añadieron que las compañías de electrónica han estado reduciendo sus inventarios en las últimas semanas.

En esta línea, los responsables de Jabil Circuit indicaron en la última presentación de resultados que en las últimas semanas habían detectado signos de estabilización en el negocio. La firma ha aprovechado este escenario para recomprar deuda (adquirió notas senior a sus tenedores durante el mes de agosto por un importe cercano a 300 millones de dólares).

Las esperanzas de los EMS también estarías respaldadas, en algunos casos, por los nuevos contratos obtenidos. La pasada semana, sin ir más lejos, Flextronics indicó que había sido elegida por LG para fabricar televisiones planas en sus centros de producción de México que se destinarían a la comercialización en EE UU y Latinoamérica.

De igual forma, según han publicado diversos medios asiáticos, Hon Hai podría fabricar el nuevo móvil Mini 3i de Dell. La empresa, que ha sido seleccionada por China Mobile para producir lectores de libros digitales, será también uno de los grupos beneficiados de la decisión de Lenovo de ampliar los pedidos de nuevos ordenadores a los fabricantes de Taiwán.

Respaldo de los mercados

En estas circunstancias, los mercados financieros parecen haber apostado por la recuperación de los fabricantes de equipos de electrónica gracias a la estabilización de negocios como la telefonía móvil, especialmente los smartphones, o los ordenadores personales. Y es que la mayoría de las empresas de este sector ha experimentado un fuerte rebote desde sus respectivos mínimos anuales, marcados a principios de la pasada primavera. En estos meses, Flextronics, por ejemplo, acumula una revalorización del 207% frente a una subida del 242% de Jabil Circuit y un avance del 228% de Celestica. En este mismo periodo, el Nasdaq Composite ha avanzado un 58%. También las acciones de la empresa taiwanesa Hon Hai han subido casi un 100% desde principios de año, por encima del 49% registrado por el índice local Taiex.