Sanción

El Supremo condena al Banco de Vasconia por permitir acceder a una cuenta sin autorización

El Tribunal Supremo ha condenado al Banco de Vasconia a pagar cinco millones de euros a los titulares de una cuenta por haber permitido a un tercero hacer cargos y extracciones de dinero no autorizadas y sin el consentimiento de los perjudicados.

Según el Alto Tribunal, los empleados del banco conocían "plenamente" la ausencia de apoderamiento y autorización para que el apoderado de la empresa propiedad de los titulares de la cuenta accediera a la misma, pero aun así permitieron la salida de fondos ya que "no se entiende de otro modo que se realizaran extracciones sin haberse conformado para la oportuna autorización".

La Sala de lo Civil del TS confirma así la sentencia de un Juzgado de Durango (Vizcaya) en la que se apunta que el apoderado, Antonio G., "aprovechó la relación de confianza" que tenía con la entidad bancaria, al ser colaborador remunerado de la misma.

Esta persona carecía de poder para manejar el dinero depositado en ella, ya que el apoderamiento era sólo para operaciones propias de la empresa.

El Tribunal Supremo ha estimado el recurso presentado por los titulares de la cuenta a la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Bilbao el 4 de febrero de 2004, que rebajaba a novecientos mil euros el dinero que el banco debía pagarles, y condena a la entidad a pagar cinco millones de euros a los perjudicados.