Cine

MGM encarga la dirección al ejecutivo que gestionó Enron tras su quiebra

El estudio de cine Metro-Goldwyn-Meyer (MGM) ha reestructurado su cúpula directiva. La compañía controlada por la multinacional Sony y Comcast ha anunciado la marcha del que hasta ahora era su consejero delegado, Harry Sloan, que ha sido sustituido por un equipo directivo integrado por tres personas. Una de ellas es Stephen Cooper. Se trata de uno de los ejecutivos que gestionó la bancarrota de Enron. Sloan no abandonará la compañía, ya que mantendrá el cargo de presidente no ejecutivo.

El motivo de esta reestructuación es la difícil situación financiera que atraviesa el estudio, ya que su deuda alcanza los 3.700 millones de dólares (2.596 millones de euros) que debe hacer efectivo antes de 2012. Además, la producción de nuevas cintas durante 2009 está muy por detrás de la realizada en ejercicios anteriores, ya que MGM sólo tiene en cartera para lo que queda de año un filme, una nueva versión del musical Fama.

Además, las últimas producciones de MGM tampoco han alcanzado los resultados previstos. De hecho, el estudio logra gran parte de sus ingresos de su archivo de películas (con cintas como Con faldas a lo loco o Annie Hall) que genera al año cerca de 500 millones de dólares.

La situación financiera de MGM ha llevado a la prensa de Los Ángeles ha especular sobre una inminente fusión del estudio con alguno de sus competidores o a la entrada de nuevas firmas de inversión, ya que en su capital estás presentes fondos como TPG o Providence.