Primera querella en España por homofobia

El gerente está acusado de revelación de secreto y de injurias

En Barcelona se ha admitido, por primera vez, una querella por homofobia contra la empresa en que trabajaban las víctimas, dos homosexuales que sufrieron vejaciones en el trabajo.La prueba de la querella es un correo electrónico que el gerente envió a su jefe en Austria. En él llama "enfermos" a los trabajadores y pide a la dirección su despido "cueste lo que cueste". Además, reconoce haber leído sus correos privados.El gerente está acusado de los delitos de revelación de secretos y de injurias. El juez deberá decidir si han discriminado a sus empleados por su condición sexual y si han atentado contra su dignidad.