Sector del automóvil

Volkswagen bajó sus ventas en el primer semestre pero repuntó en julio gracias a las ayudas

El fabricante automovilístico alemán Volkswagen redujo las ventas en los siete primeros meses del año un 3,5% pero las subió en julio un 6,7%, frente al mismo mes de 2008, gracias a las ayudas estatales al motor.

Volkswagen informó hoy en un comunicado de que vendió entre enero y julio 3,65 millones de automóviles, un 3,5% menos que en el mismo periodo del pasado ejercicio.

Sin embargo, las ventas subieron en julio un 6,7%, hasta 556.900 unidades, en comparación con el mismo mes de 2008. Volkswagen consideró que su comportamiento hasta julio fue mejor que el del conjunto del mercado, que sufrió un retroceso del 16%.

El director de Ventas de Volkswagen, Detlef Wittig, dijo que "vamos bien y ganamos cuota de mercado". Wittig destacó que la recesión todavía no ha concluido y aunque ya ha tocado fondo, "todavía no vemos una recuperación sostenida en los mercados mundiales".

Volkswagen vendió en julio en Alemania 113.700 vehículos, un 26,9% más que en el mismo mes de 2008, gracias a la ayuda estatal para comprar un automóvil nuevo. El subsidio de desguace ha impulsado en Alemania la demanda de modelos como el Volkswagen Fox, Polo, Golf y Tiguan, así como el Skoda Roomster, el Skoda Fabia, el Skoda Octavia y el Seat Ibiza.

La introducción en Alemania de esta ayuda estatal para impulsar las compras de automóviles nuevos ha tenido gran aceptación entre la población. El Estado alemán da 2.500 euros (3.200 dólares) a quienes cambien su viejo automóvil por uno nuevo o de un año de antigüedad.

Inicialmente, el Gobierno puso a disposición 1.500 millones de euros (1.920 millones de dólares) para impulsar el consumo y apoyar al sector automovilístico, pero dada la demanda aumentó la cantidad hasta 5.000 millones de euros (6.500 millones de dólares). Las medidas de apoyo estatal también impulsaron las ventas en China en julio con una subida del 68,4 por ciento, hasta 127.900 unidades.

Volkswagen redujo las ventas el pasado mes en Europa (-3%), en Sudamérica (-1,8%) y en Norteamérica (-3,1%). En la región de Asia y el Pacífico las entregas mejoraron un 58 por ciento gracias a China.