Indicador económico

Las rebajas de verano llevan al IPC al mínimo histórico del -1,4% en julio

El Indice de Precios al Consumo (IPC) bajó en julio nueve décimas respecto al mes anterior, animado por la temporada de rebajas, y disminuyó cuatro décimas en tasa interanual, hasta situarse en el -1,4%, un nuevo mínimo histórico informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El IPC ha bajado hasta el -1,4% en julio
El IPC ha bajado hasta el -1,4% en julio

Los precios de consumo, que acumulan una bajada de cinco décimas en lo que va de año, se redujeron aún más el mes pasado debido al abaratamiento del vestido y del calzado en un 11,8%, lo que no pudieron compensar subidas como las de los precios del tabaco, que, sumado a las bebidas alcohólicas, se encareció el 4,3%.

La inflación subyacente, que excluye de la tasa general los precios más volubles, los de la energía y los alimentos frescos, bajó en un mes el 1,1%, aunque mantiene una tasa interanual positiva, del 0,6%.La bajada mensual de nueve décimas es la mayor en un mes de julio en dieciséis años, los que tiene la serie histórica del INE. En los años noventa los precios solían subir en este mes, y a partir de 2002 empezaron a registrar bajadas mensuales.

Además de la caída de los precios del vestido y del calzado, en julio se abarató el menaje el 0,9% -una disminución habitual en julio- y lo hicieron también, en menor medida, los alimentos y bebidas no alcohólicas, el 0,2%.

El peso de la ropa y los zapatos no se ha visto compensado por subidas como la de las bebidas alcohólicas y el tabaco, que fue del 4,3% debido a la subida generalizada de este último producto registrada el mes pasado a raíz del aumento de los impuestos que lo gravan.

También subieron el pasado mes, como es habitual en verano, los precios de la hostelería, el 0,7%, y del ocio y la cultura -por los viajes organizados-, el 0,8%.

Abaratamiento del petróleo

La histórica tasa negativa de la inflación interanual (-1,4%) se sigue explicando, en su mayor parte, por el abaratamiento del petróleo, aunque también al hecho de que buena parte de los productos de la cesta de la compra se han abaratado en este periodo de crisis.

Así, la caída del crudo explica la bajada interanual de los precios del transporte en un 9,5% y ha hecho que bajen otros como los relacionados con la vivienda -incluida la calefacción-, que se abarataron el 0,8% en doce meses.

Además, la alimentación y las bebidas no alcohólicas son un 2,1% más baratas, el mismo porcentaje de bajada que registran el vestido y el calzado debido a que las rebajas de este año, señala el INE, han sido más pronunciadas.

Todas estas bajadas se contraponen al fuerte encarecimiento de las bebidas alcohólicas y el tabaco, del 13% en un año, cinco puntos por encima de la tasa interanual de junio debido a la fuerte subida del mes pasado.

En cuanto al Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que mide la inflación de la misma forma en todos los países del euro, se situó, al igual que la tasa general, en el -1,4%. Por comunidades, los precios bajaron sobre todo en La Rioja, el 1,4%; Asturias, Castilla-La Mancha, Galicia, Murcia, donde lo hicieron el 1,1%; Andalucía y Extremadura (-1%) así como en Aragón, Canarias, Comunidad Valenciana (-0,9%).

El IPC se redujo ocho décimas en Castilla y León, Cataluña y el País Vasco y siete en Navarra. Los precios bajaron el 0,5% en Madrid, el 0,4% en Cantabria y el 0,2% en las Islas Baleares. En la ciudad autónoma de Ceuta se registró la mayor bajada mensual de los precios de consumo, del 1,5%, y en Melilla fue del 1,1%.