Finanzas

Los bancos de EE UU tienen hasta el jueves para presentar los planes de bonificaciones a sus ejecutivos

Siete de los grandes bancos de Wall Street que fueron rescatados con el dinero de los contribuyentes tienen de plazo hasta este jueves para presentar a la Casa Blanca sus planes de pago de compensaciones y primas a sus principales ejecutivos.

Una vez que sean recibidos en la oficina de Kenneth Feinberg, el 'zar' designado por la Administración Obama para supervisar los salarios y las compensaciones de los empleados de empresas rescatadas por el Gobierno, tendrá 60 días de plazo para aprobarlos u ordenar modificaciones.

Así lo asegura este lunes el 'New York Times', que recuerda la polémica desatada hace unos meses con las bonificaciones de los ejecutivos de empresas como la aseguradora American International Group (AIG), que provocaron una ola de protestas y duras críticas tanto de Obama como de los líderes del Congreso.

En los últimos días varias de esas empresas han dejado entrever que entre sus planes sigue estando ofrecer primas millonarias a sus altos ejecutivos independientemente de los resultados que obtengan, una práctica que la Casa Blanca quiere poner fin.

Renegociación voluntaria

El equipo de Feinberg se encargará en primer lugar de revisar los planes de pago de las siete empresas a sus 25 principales ejecutivos, y en una segunda fase deberá mirar con lupa los paquetes salariales ofrecidos a los siguientes 75 ejecutivos de cada compañía.

El 'New York Times', citando fuentes empresariales, asegura que en las últimas semanas el 'zar' de Obama se ha reunido en privado con los ejecutivos de algunas de las compañías para pedirles que voluntariamente renegocien este tipo de primas con sus empleados.

Algunas entidades como Cirigroup o Bank of America insisten en la necesidad de ofrecer este tipo de bonificaciones para atraer a nuevos talentos y mantener a sus empleados al igual que hacen otros bancos en el extranjero.

Otros grandes bancos que ya no son objeto de escrutinio de la oficina de Feinberg porque han devuelto al Gobierno los fondos que recibieron del plan de rescate, como Goldman Sachs, JPMorgan Chase y Morgan Stanley, han vuelto a ofrecer este tipo de primas a sus ejecutivos.