Transporte aéreo

Airbus aventaja a Boeing en pedidos

Airbus pierde contratos por valor de 1.900 millones de euros, mientras que para Boeing las anulaciones suponen 10.200 millones de euros menos de ventas.

Un avión de Airbus, el modelo A-380, en un aeropuerto de Wisconsin en EE UU.
Un avión de Airbus, el modelo A-380, en un aeropuerto de Wisconsin en EE UU.

Airbus recibió en los primeros siete meses del año el encargo para la fabricación de un total de 140 aviones, de los cuales dos son para el nuevo modelo A380, aunque también la anulación de otros 22 aparatos, por lo que cierra el semestre con 118 pedidos, informó hoy el constructor aeronáutico europeo.

Por su parte, el rival estadounidense Boeing vendió hasta el 4 de agosto un total de 129 aviones, pero también recibió la cancelación de 89 pedidos, y por tanto mantiene la construcción de un total de 40 aparatos, según los datos reflejados en la web del constructor aeronáutico.

Concretamente, Airbus ha cerrado acuerdos para la venta de, además de dos A380 por un valor a precio de catálogo de 655 millones de dólares (462 millones de euros), 24 A321 por 2.167 millones de dólares (1.530 millones de euros) y 87 A320 por 6.900 millones de dólares (4.867 millones de euros).

THE BOEING COMPANY 363,58 2,14%

Asimismo, el constructor europeo vendió un A319 por 70,3 millones de dólares (49 millones de euros) a precio de catálogo, once A330-200 por 1.990 millones de dólares (1.404 millones de euros), cinco A350-800 por 1.043 millones de dólares (735 millones de euros) y diez A350-900 por 2.400 millones de dólares (1.690 millones de euros).

Las cancelaciones afectaron a tres A318, tres A319, cinco A320, cuatro A321, un A330-200, un A340-600 y cinco A350-900. Las anulaciones habrían así afectado al constructor europeo por unos 2.767 millones de dólares (1.953 millones de euros).

Boeing, en cambio, ha recibido hasta el pasado día 4 de agosto el pedido de 13 aviones 737 por parte de Ryanair y de otros 13 por parte de Copa Airlines, valorado cada pedido en unos 800 millones de dólares (564 millones de euros), y vendió dos 737 por unos 135 millones de dólares (95 millones de euros) a Aerolíneas Argentinas y otros dos a MCAP.

Asimismo, cerró la venta a Southwest Airlines de cinco 737 por unos 300 millones de dólares (211 millones de euros), al igual que a Alaska Airlines y a Virgin Blue, que también adquirieron cinco 737. American Airlines y Egyptair adquirieron cada una ocho 737 por 540 millones de dólares (381 millones de euros) a precio de catálogo, Sun Express compró seis 737 por 405 millones de dólares (285 millones de euros) y Business Jet cerró la compra un 737 por unos 67,5 millones de dólares (47 millones de euros).

El constructor también vendió un avión 777 a Air New Zeland, por unos 250 millones de dólares (176 millones de euros), Turkish Airlines compró otros doce aviones de dicho modelo por 3.000 millones de dólares (2.100 millones de euros) a precio de catálogo y Ethiopian Airlines otros cinco por 1.250 millones de dólares (880 millones de euros).

All Nippon Airways (ANA) adquirió cinco 787 por 830 millones de dólares (585 millones de euros), mientras que Gulf Air compró otros ocho aviones de este mismo modelo por 1.336 millones de dólares (942 millones de euros).

Por último, clientes no identificados compraron 24 aviones 737 por unos 1.600 millones de dólares (1.128 millones de euros) a precio de catálogo, dos 767 por 300 millones de dólares (211 millones de euros) y cuatro 777 por cerca de 1.000 millones de dólares (705 millones de euros).

No obstante, el constructor aeronáutico estadounidense acumuló en los primeros seis meses del año un total de 89 cancelaciones, de las que 73 correspondieron a su nuevo modelo de avión 787 Dreamliner, seis para al 737, una al 747, cinco al 767 y cuatro al 777. Dichas anulaciones suponen para Boeing perder contratos valorados en cerca de 14.500 millones de dólares (10.200 millones de euros).