Informe

Un socio de Garrigues vaticina que la crisis podría acabar con la mitad de las cajas españolas

Hasta 25 cajas de ahorro españolas, o más de la mitad del total, podrían desaparecer porque la peor recesión en 60 años está obligándolas a fusionarse, según ha anunciado hoy Rafael González-Gallarza Granizo, socio del bufete Garrigues.

Según ha señalado en una entrevista telefónica Rafael González-Gallarza Granizo, socio del bufete Garrigues, con sede en Madrid, podría haber entre cinco y 10 fusiones de cajas, reduciendo el total a unas 20 desde 45 en la actualidad.

Bufetes de abogados como Garrigues están preparándose para asesorar a las cajas mientras que la contracción del 4% de la economía española pronosticada por el Fondo Monetario Internacional para este año desencadena impagos de préstamos y obliga a las cajas a recortar costes. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria del Gobierno, que podría crecer a 99.000 millones de euros, será el catalizador para que las cajas se combinen, según explica González-Gallarza.

"El fondo nos traerá mucho trabajo y colaboraremos en varias fusiones de cajas", dijo González-Gallarza. "Al final de este proceso podrían quedar 20 cajas". Hay hasta cuatro fusiones en marcha, dijo González- Gallarza, que ayuda a manejar un equipo de cuando menos 40 personas que trabajarán en proyectos de reestructuración para las cajas.

En palabras de Rafael González-Gallarza Granizo, la combinación de Unicaja y Caja de Jaén ya está en curso. La consolidación de las cajas de Andalucía también podría afectar a CajaSur, de Córdoba, vinculada a la iglesia católica. Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu también han dicho que están estudiando una posible combinación de las cajas catalanas.

Los préstamos morosos como proporción del crédito total en las instituciones españolas de crédito se triplicaron con respecto a 2008 al 4,64% en mayo, según aseguró la semana pasada el Banco de España. Para las cajas, la proporción subió al 5,21%, dijo el regulador.