Telecomunicaciones

La CMT mantiene congelado el precio de la cuota de abono de Telefónica para 2010 en 13,97 euros

El consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha decidido mantener la congelación del importe de la cuota de abono mensual que pagan los usuarios por el mantenimiento de de las líneas individuales de Telefónica durante el próximo año en 13,97 euros, informó hoy el órgano regulador de telecomunicaciones.

La CMT repite de esta forma la decisión que tomó por primera vez en el verano de 2007, cuando determinó que no incrementaría en 2009 el precio de la cuota de abono mensual alegando, entre otras razones, la paulatina reducción de los costes medios en los que incurre Telefónica por la prestación del servicio.

La CMT, que decidió el año pasado liberalizar la cuota de conexión -tarifa de 59,5 euros por solicitar el acceso a la línea telefónica-, continúa sin embargo fijando las subidas máximas anuales para la cuota de abono.

El órgano regulador argumenta que mantener una vez más el precio en 13,97 euros responde a que, por un lado, desde 2004 ya no existe "déficit de acceso" y el margen de los servicios de acceso de Telefónica es positivo y, por otro, a que los mecanismos de fijación de precios intentan "simular" las condiciones que se darían en un mercado de competencia.

TELEFÓNICA 6,91 2,34%

De esta forma, con unos costes estables para Telefónica, las ganancias de eficiencia y productividad obtenidas por la firma presidida por César Alierta "se deben trasladar" a la factura mensual que pagan los consumidores.

Asimismo, la CMT recordó que la cuota de abono de Telefónica está por encima de la media europea y que espera que esta diferencia tienda a desaparecer con la congelación de la tarifa de 2009 y 2010.

Desde el año 2006, el regulador nacional de telecomunicaciones es el encargado de fijar el límite máximo de variación anual del precio de abono mensual del ex monopolio. Este concepto es la única cuestión que la CMT regula en el tramo minorista, que afectan de forma directa al consumidor, tras la liberalización de la cuota de conexión.

Para el ejercicio de 2010, la CMT ha determinado que en la fórmula IPC-X, el valor aplicable a la X será igual del del IPC -objetivo de inflación determinado por el Banco Central Europeo para la zona euro-, por lo que esta cuota no experimentará alza alguna.