Industria automovilística

La nueva General Motors reducirá un 35% la alta dirección

La compañía General Motors emergió hoy de la bancarrota reconfigurada como una empresa más pequeña de la cual el mayor accionista es el gobierno de Estados Unidos, informaron fuentes de la industria.

Vista exterior del edificio de General Motors en Detroit, Michigan
Vista exterior del edificio de General Motors en Detroit, Michigan

El consorcio automovilístico estadounidense General Motors firmó hoy un acuerdo para la venta de sus activos buenos a una nueva compañía, denominada General Motors Company, que tendrá como principal accionista al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, según informaron hoy fuentes cercanas a la operación.

General Motors, que se declaró en suspensión de pagos el pasado 1 de junio, firmó hoy un acuerdo con el Gobierno estadounidense, que pone fin a la situación de proceso concursal en la que se encontraba la empresa presidida por Fritz Henderson, mediante la venta de sus cuatro principales marcas -Chevrolet, Cadillac, GMC y Buick- a la nueva empresa.

General Motors Company pasará a estar participada en un 60,8% por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, mientras que el sindicato UAW mantendrá un 17,5%, los gobiernos de Canadá y Ontario tendrán un 11,7% y la 'vieja' General Motors contará con un 10%. Además, la anterior General Motors y UAW mantendrán 'warrants' ejecutables entre el 15% y el 2,5% por el interés de la nueva empresa.

La GM ha anunciado también que la nueva empresa tendrá un 35% menos de altos cargos en la dirección y un 20% menos de trabajadores de factoría, con lo que pasará de 91.000 a 64.000 empleados. El presidente de GM, Fritz Henderson, que dio una rueda de prensa para anunciar oficialmente la salida de la quiebra, ha señalado que, entre otras iniciativas, la nueva compañía está estudiando con EBay la venta de automóviles a través de internet.