Jornadas

En España hay 170.000 autónomos menos que hace un año por la crisis

El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de España (UPTA), Sebastián Reyna, ha asegurado hoy en Salamanca que la crisis económica ha conllevado a la desaparición en un año de 170.000 autónomos y el cierre de 26.000 pequeños comercios en España.

Así lo ha puesto de manifiesto poco antes del inicio de las I Jornadas "El trabajo autónomo en el ámbito de la educación universitaria" que hasta mañana reúnen en la capital salmantina a representantes de quince universidades españolas con el objetivo de crear una red de centros universitarios de referencia para el trabajo autónomo y la empresa individual.

De esos 170.000 autónomos menos, Reyna ha explicado que el 90 por ciento son del ámbito de la construcción, pero "una gran parte -ha añadido- son comercios (26.000) que, a efectos de la Seguridad Social, han cerrado en este año y la gran mayoría en el ámbito rural".

En relación a la constitución de la red de centros universitarios de referencia para el trabajo autónomo y la empresa individual, Reyna ha observado que, tras la aprobación del Estatuto del Trabajo Autónomo, las universidades españolas tomaron iniciativas para introducir este ámbito en sus planes de estudio.

De ahí, que ahora de lo que se trata es de "intercambiar experiencias" en las sesiones de trabajo y luego crear la red con el objetivo de que "el alumnado y el profesorado conozca con exactitud el peso específico del autónomo" y de "analizar cuáles deben ser los programas de acción social, así como los cambios que tienen que hacerse en la política de la Seguridad Social".

En este sentido, ha calificado de "mínimos suficientes para negociar", aunque "mejorable", la reciente propuesta del Gobierno de España relativa a que los trabajadores autónomos cobren hasta un máximo de seis meses de prestación por cese de actividad.

En todo caso, se ha mostrado cauto al explicar que aún está pendiente de "verse los números de la cotización y de la prestación", ya que, según ha añadido, su organización "no puede dar una opinión sin ver los cuadros".