Juicio por el 'caso Gürtel'

El juez ve "indicios racionales" de delito para abrir juicio contra Camps

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, se sentará en el banquillo de los acusados por un supuesto delito de cohecho. El instructor de la trama valenciana del conocido como 'caso Gürtel' ha dictado esta mañana un auto por el que se desestima el sobreseimiento de la causa y pone en marcha la maquinaria judicial que desembocará en un juicio oral. El entorno del presidente ha afirmado que Camps recurrirá la decisión del TSJCV.

El presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps
El presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps

En el banquillo de los acusados, al margen de Camps, se sentarán el secretario general del PP de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, el ex vicepresidente de la Generalitat, Víctor Campos y el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo, Rafael Betoret. El juez instructor considera que existen indicios racionales de delito en los regalos que recibieron los imputados por parte de Orange Market, la filial valenciana de la trama organizada por Francisco Correa y que dirigía Álvaro Pérez, 'El Bigotes'.

Antes de la apertura del juicio oral, el instructor, José Flors, ha fijado para el próximo día 15 una vista previa, con jurado, en la que las acusaciones deberán ratificar sus posiciones. Las defensas tendrán la última oportunidad para pedir el archivo de la causa.

Según han confirmado fuentes de Presidencia de la Generalitat, Camps recurrirá la decisión del magistrado José Flors que mantiene que no hay lugar al sobreseimiento libre ni al archivo de la causa por existir "suficientes indicios racionales" para continuar el procedimiento, al considerar que los hechos investigados en el "caso Gürtel" pudieran ser constitutivos de un delito de cohecho.

Investigando el camino de los trajes

Asimismo, desde el TSJCV se asegura que las actuaciones del proceso penal serán secretas para el público hasta el momento en que se abra el juicio oral, así como que la decisión de José Flors puede ser recurrida por ambas partes en un plazo de cinco días hábiles.

Este magistrado investiga si Camps recibió trajes de las tiendas Forever Young y Milano pagados por Orange Market, empresa dirigida por Álvaro Pérez y filial en Valencia de Special Events, una de las sociedades de Francisco Correa, encarcelado por su supuesta relación con la trama de corrupción que se investiga en el "caso Gürtel".

Camps y el resto de imputados supuestamente recibieron trajes por valor de más de 30.000 euros de la supuesta red corrupta, que posteriormente se benefició de contratos públicos por varios millones de euros. Pese a que el presidente valenciano ha defendido que pagó los trajes en metálico, todo apunta a que la defensa presentada por Camps en el proceso de instrucción no ha convencido al juez.

Garzón, a propuesta de la Fiscalía Anticorrupción, se inhibió en marzo en favor del TSJCV de la investigación correspondiente a Camps y Costa, por su condición de aforados, a los que después se sumarían las diligencias abiertas a Campos, a Betoret y a Álvaro Pérez.

Según las investigaciones desarrolladas por Garzón, Camps recibió prendas de Forever Young y Milano por valor de 12.783 euros, mientras que Betoret lo hizo por 9.950, Costa por 7.325 y Campos por 4.850 euros.

La Fiscalía Anticorrupción sostenía entonces que los hechos a investigar respecto a los dos aforados consistían en la "recepción de dádivas procedentes de alguno de los imputados" en la presente causa, sin que resulten "vinculados a una concreta actividad" del entorno de Correa.

Tras estudiar durante varias semanas el auto de Garzón, el TSJCV decidió el 14 de mayo imputar por un supuesto delito de cohecho a Camps, Costa, Campos, Betoret y Pérez, a quienes citó a declarar en dos días consecutivos. Estas comparecencias suscitaron una amplia cobertura informativa ante el Palacio de Justicia de Valencia, donde se desarrollaron las declaraciones, además de congregar tanto a simpatizantes como a detractores de los imputados.

El magistrado también ha interrogado como testigos a todas las personas que han autorizado contratos entre la Generalitat y Orange Market y a quienes formaron parte de las mesas de contratación que adjudicaron obras a esa mercantil, entre ellos varios altos cargos de la Administración valenciana; al sastre José Tomás, al perito contable de Forever Young y al representante legal de Milano.

Desde que se conocieron las imputaciones, las reacciones en el seno del PPCV han ido desde la negación de los delitos señalados y las "ganas" de Camps de declarar ante el juez "para que todo se esclarezca", a la "indignación" tras conocer las imputaciones y la "satisfacción" de Costa tras testificar ante el juez.

Por su parte, Campos y Betoret, así como Álvaro Pérez, se han mantenido en un segundo plano y han limitado sus declaraciones al día que testificaron ante el juez, a responder con un escueto "muy bien" al ser preguntados los dos primeros por cómo había ido el interrogatorio, mientras el tercero manifestó: "Yo sí respeto el secreto del sumario".

La dirección del PP seguirá defendiendo la presunción de inocencia de Camps

La dirección nacional del PP seguirá defendiendo la presunción de inocencia del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, al que igualmente continuará apoyando, ha asegurado hoy la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal.

La número dos del PP, en una conferencia de prensa celebrada minutos después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJV) decidiera abrir juicio oral a Camps por encontrar "indicios racionales" de delito en el "caso Gürtel", ha destacado que el partido también mantendrá su confianza en los trabajos de las instancias judiciales.

De Cospedal ha dicho que su partido defiende, como con Camps, la presunción de inocencia del tesorero, Luis Bárcenas, relacionado con la trama corrupta del "caso Gürtel", "pues no hay elemento nuevo que la destruya".