Debate

El Gobierno anuncia el cierre de Garoña para el 5 de julio de 2013

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, confirmó hoy el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) para el 5 de julio de 2013, una decisión que calificó de "meditada pero que no ha sido fácil de tomar".

Garoña reabre el debate nuclear en España
Garoña reabre el debate nuclear en España

En una rueda de prensa acompañado por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, el titular de Industria justificó el cierre de la central con cuatro argumentos. "Es políticamente coherente, laboralmente responsable, técnicamente justificables y energéticamente asumible", señaló.

Sebastián insistió en que el Gobierno tendrá un margen de cuatro años para ofrecer una "buena alternativa industrial" para garantizar el empleo de los trabajadores y "revitalizar la región". En este sentido, Corbacho reiteró el "más firme compromiso" con un plan alternativo en el que se comienza a trabajar "desde este mismo momento" con las administraciones locales y la Junta de Castilla y León.

Con esta decisión, la autorización para operar se extenderá durante los próximos cuatro años frente a los diez que solicitaban los titulares de Garoña y a los que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) dio el visto bueno. De este modo, se convertirá en la primera central nuclear que opera más de 40 años en España.

Nuclenor rechaza la decisión del Gobierno por arbitraria y no descarta acciones legales

La titular de la central de Garoña, Nuclenor (50% Endesa, 50% Iberdrola) rechazó hoy por "arbitraria" y "carente de justificación" la decisión del Gobierno de cerrar la central nuclear burgalesa dentro de cuatro años y no renovar así el permiso de explotación de diez años más solicitado por el sector, y no descartó llevar a cabo "cuantas acciones legales" le puedan corresponder para la defensa de "sus derechos e intereses legítimos".

"La planta se encuentra modernizada y actualizada con fuertes inversiones anuales y sus seguridad ha sido avalada por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), así como por cinco equipos de inspección de organismos internacionales en los últimos doce años, de ellos tres de la Agencia Internacional de Energía Atómica, dependiente de la ONU", argumentaron.

Así, considera que la situación que se plantea es "insólita" e "inédita" y manifiesta que entre otras razones, por las que debería renovar la licencia de explotación, Garoña se encuentra "modernizada y actualizada" con fuertes inversiones anuales, su equipo humano está "bien entrenado" y "fuertemente comprometido" con la seguridad.

"Además, no debería cerrarla por la importancia que supondría para el sistema eléctrico nacional el funcionamiento de la central durante los próximos diez años solicitados, en términos de garantía de suministro, de aportación a la red de una energía eléctrica de base competitiva, de ahorro de emisiones de CO2 y de aportación al desarrollo económico y social en la zona de influencia", concluyó.