Energía

La nueva tarifa de último recurso ve mañana la luz con una subida del 2%

El precio de la tarifa de último recurso (TUR) que entra en vigor mañana será un 2% superior al de la tarifa integral que regía hasta ahora. El nuevo sistema tarifario, en el que podrán mantenerse los consumidores de menos de 10 kW, deja fuera a 1,3 millones de pymes.

El Ministerio de Industria desveló ayer la subida que va a aplicar a la nueva TUR que entra en vigor mañana y que pone fin al actual sistema tarifario, en el que el coste de la energía era liquidado entre las distribuidoras por la Comisión de la Energía y se aplicaba un peaje por el uso de las redes. Dicha subida, según una nota del ministerio, será del 2%.

Según el nuevo sistema de suministro de último recurso, en el que sólo cinco comercializadoras (propiedad de las grandes compañías eléctricas) podrán vender a tarifa a los consumidores que tienen derecho a ello, el precio lo determinan las denominadas subastas Cesur que se realizarán expresamente para ello. La puja que ha determinado el nuevo precio se celebró el pasado 25 de junio, con el resultado de 144 euros MWh, inferior al de la celebrada el pasado diciembre.

Este precio se ha ajustado con el de los peajes que se seguirán pagando a las distribuidoras y que decide el ministerio.

Una novedad de la resolución sobre la TUR, que se revisará semestralmente y publica hoy el BOE, es que se eliminan los recargos por exceso de consumo de las actuales tarifas integrales, así como los 12,5 kWh mensuales gratuitos que recibían los consumidores. Según Industria, con estas medidas se pretende simplificar el sistema para facilitar que las comercializadoras en el mercado libre puedan hacer ofertas.

Y es que la TUR sólo es de aplicación a los hogares con menos de 10 kW de potencia contratada, que suman casi 25 millones. Sin embargo, deja fuera a los clientes que, con potencia superior a los 10 kW, mantenían hasta ahora una tarifa en baja tensión. En total, 1,3 millones, la mayoría pymes no industriales y grandes comercios. A estos se les aplicarán, de forma transitoria, recargos trimestrales disuasorios del 10% hasta abril del próximo año.

La nueva TUR viene acompañada de un bono social para determinados colectivos de ciudadanos: los que tengan menos de 3 kW de potencia contratada (aunque carezcan de interruptor de potencia que les impida consumir sin límite); a los perceptores de pensiones mínimas mayores de 60 años; a las familias numerosas y las que tengan a todos sus miembros en paro. En el primer caso, se aplicará de forma automática y, en el resto, deberán solicitarlo.

Por otra parte, Industria ha aprobado una rebaja media de las tarifas del gas natural del 4,2%: un 0,1% para los consumidores domésticos de menor consumo y un 5,4% para los que tienen calefacción. En este caso, la revisión es trimestral. Estas bajadas del gas se justifican por la caída de las cotizaciones internacionales del crudo, que ha determinado las subastas de gas.

Aprobada la orden para restar los ingresos del CO2

Industria aprobó ayer también dos órdenes ministeriales por las que se minora a las eléctricas los ingresos extras que se han anotado por trasladar a los precios de la electricidad los derechos de emisión que reciben de forma gratuita. La primera orden corresponde a los ingresos del año 2007 y la segunda, a los de 2008 y primer semestre de 2009.

Según una nota de prensa remitida por el ministerio que dirige Miguel Sebastián, a partir de ahora se concede un plazo de dos meses a la Comisión de la Energía para calcular el importe total a restar.

Dado que el método de cálculo es el mismo que se aplicó a la única minoración que se ha hecho hasta ahora, la de 2005, se calcula que podría rondar los 1.600 millones de euros. Esta cantidad se destinará a reducir el déficit de tarifa.