Leopoldo Fernández Pujals / Presidente y primer accionista de Jazztel

"No veo ninguna fisura hoy en Jazztel y sí las había en 2004"

Hoy empieza una ampliación de capital que garantizará la viabilidad de Jazztel y en la que Pujals va a invertir un mínimo de 16,4 millones. Pero él lo tiene claro: Jazztel ya no es un riesgo, y anima a los accionistas a comprar "todo lo que puedan".

"No veo ninguna fisura hoy en Jazztel y sí las había en 2004"
"No veo ninguna fisura hoy en Jazztel y sí las había en 2004"

Llegó a Jazztel cuando el impulso de su fundador, Martín Varsavsky, era ya sólo un recuerdo y cuando la compañía llevaba meses en hibernación. Pero Leopoldo Fernández Pujals creyó en las posibilidades del proyecto, compró el 24,9% del capital, inyectó los millones que necesitaba para resucitar y se preparó para pelear con Telefónica. Los primeros años fueron duros: conflictos con el ex monopolio, quejas de los abonados, incumplimientos de los planes de negocio... Pujals se apartó de los focos y se dedicó a buscar el equipo gestor adecuado para remozar la compañía por dentro. En 2008 llegaron los primeros resultados y ahora asegura que Jazztel funciona como "un relojito suizo". El último obstáculo para vencer las reticencias del mercado es su deuda. La ampliación de capital que comienza hoy está llamada a despejar esa última nube.

Jazztel pide 82 millones de euros a sus accionistas en la ampliación, ¿qué ofrece a cambio?

El mensaje que le estoy diciendo al que me pregunta es que invierta todo lo que pueda. Tal y como está ahora esta compañía, no veo ningún indicador que diga que va para abajo. Lo único que se reduce son las bajas de clientes, porque estamos mejorando la calidad del servicio. Es verdad que la cifra de impagos sube algo por el efecto de la crisis, pero el recorte de las bajas de usuarios lo compensa.

¿No hay riesgos, entonces?

Hay analistas que dicen que hay incertidumbres sobre Jazztel y quiero desmentirlas. En primer lugar, no es cierto que las nuevas redes de alta velocidad con fibra hasta el hogar sean una amenaza. La crisis va a retrasar el despliegue de fibra y cuando sea necesario y haya demanda, nosotros estaremos ahí. Otra crítica es que el mercado de ADSL está reduciéndose, y no es así. A los nuevos clientes hay que sumar los usuarios que cambian de una operadora a otra. æpermil;ste mercado es más grande que nunca y nosotros nos nutrimos de él mucho más que de cualquier otro. La última supuesta incertidumbre que nos achacan es que Telefónica no va a permitir en un momento dado que Jazztel crezca. Yo opino que ahora Telefónica se está comportando correctamente y está cumpliendo con las reglas del mercado.

En cualquier caso, ¿no le parece un poco arriesgado recomendar a los inversores que compren todo lo que puedan?

La ampliación empieza con una primera ronda en la que cada accionista tiene derecho a comprar lo que le corresponde por su participación. Luego hay una segunda ronda, en caso de que la ampliación no esté completamente suscrita, y ahí es donde yo recomiendo que se compre más. Pero siempre, claro, supeditado al dinero que uno tenga y lo que la ampliación permita, porque es posible que no se pueda comprar todo lo que uno quiera o que no sobre nada. Quiero que esta recomendación conste porque me sentiría culpable de que mi consejo sólo la supiera la gente que yo conozco y que me pregunta. Quiero que lo sepa todo el mundo.

¿Y usted va a comprar más?

Al menos, lo voy a intentar.

¿Por qué un descuento del 64% en el precio de las acciones nuevas?

En el acuerdo al que llegamos con los bonistas, se acordó un precio de 0,12 euros al que canjearían bonos por acciones. En aquel momento, el precio de la acción estaba mucho más bajo y era un nivel aceptable, pero hemos dado unos excelentes resultados y la renegociación de la deuda ha sido muy bien recogida por el mercado, por lo que la acción ha subido. Por supuesto que podríamos haber puesto un precio superior a 0,12 euros, pero yo no podría mirar a un accionista a la cara si se da el caso de que los bonistas tienen que canjear bonos por acciones y tiene condiciones más ventajosas que los accionistas.

La ampliación implica la emisión de 683,4 millones de acciones, un 44% del capital actual. Algunos analistas han alertado del efecto que puede tener en la cotización ese volumen de nuevos títulos?

La única persona que se diluye aquí es la que no invierte. ¿Por qué? Porque el accionista que acuda en proporción a su capital mantendrá el porcentaje de participación que tenía antes. Y puede que el precio baje con la ampliación, pero como las acciones nuevas se venden con descuento, el inversor reduce su precio medio de adquisición.

Su llegada a Jazztel provocó una revalorización del 462% en la cotización en poco más de seis meses. Pero a partir de ahí la caída hasta hoy supera el 77%. ¿Cómo espera convencer a los accionistas de que esta vez va a ser distinto y de que Jazztel va a repuntar en Bolsa?

No veo ninguna fisura ahora en la compañía y sí las había cuando llegué en 2004. Arrancamos con 4.000 clientes de ADSL, con fuertes inversiones para desplegar fibra, tuvimos que cambiar toda la tecnología, abrir las centrales de Telefónica y pusimos treinta y tantos conflictos contra ella porque nos ponía zancadillas por todos lados. Ahora ya no tenemos ningún conflicto con Telefónica, estamos en 533 centrales, tenemos ADSL2+, que es la última tecnología y nos permite dar servicios que ninguna otra compañía puede dar, como el incremento de la velocidad de subida; tenemos un servicio de atención al cliente que funciona como un relojito suizo, y hemos creado una red de tentáculos para captar clientes muy grande. No veo por dónde puede el plan de negocio hacer alguna laguna.

¿La deuda era una de esas lagunas??

Y ya no la tenemos. Después de la renegociación y la cancelación de 140 millones, nos quedarán cuatro años para pagar 111 millones de deuda. Llevamos ocho trimestres de Ebitda positivo y cumpliendo objetivos. De hecho, este trimestre vamos a estar por encima de las 45.000 altas de ADSL, lo que significa que llevamos tres trimestres captando más de 40.000 clientes. Quizá se necesitaban los años malos y de incumplimientos para llegar ahora a estos resultados. Estamos a la vuelta de la esquina del punto de equilibrio de flujo de caja y a doce meses vista de tener beneficios. Y todo eso nos lleva a animar a los accionistas a acudir a la ampliación.

"No nos quedaremos fuera de juego en fibra"

Jazztel asegura que la crisis tiene una parte positiva para compañías como ella, porque los clientes miran más los precios y se decantan por ofertas más atractivas. Pero también hay otro factor a tener en cuenta y es que la ralentización del consumo y el frenazo de las inversiones de Telefónica ha retrasado la necesidad de hacer grandes desembolsos en una nueva red de fibra de alta velocidad.

¿La fibra no es una laguna o una nube negra como dicen algunos analistas?

La fibra llegará cuando los clientes lo necesiten y cuando puedan pagar ese consumo de contenidos de alta definición y alta velocidad que todavía no existen. Antes de la crisis, algunos pensaban que podía suceder con más celeridad, pero ahora se está viendo que los usuarios lo que buscan es adecuar la oferta a sus necesidades económicas. Por eso, la fibra llegará más tarde.

¿Y Jazztel estará en ese negocio?

Jazztel no se quedará fuera de juego. Cuando llegue la fibra, Telefónica estará en el 50% de cuota; los demás tendremos la otra mitad y entre tres o cuatro llegaremos a un acuerdo para compartir las inversiones y la red de fibra. Además, Jazztel no arrancará en desventaja en ese momento, porque después de Telefónica estamos los primeros o lo segundos en fibra. Cubrimos más de 200.000 portales a menos de 100 metros.

¿De dónde sacará Jazztel el dinero para financiar la inversión en fibra, aunque sea compartida?

Si todo sale como esperamos, en 2013 tendremos deuda cero y, con las perspectivas de un proyecto de negocio de crecimiento, no tendremos ningún problema de financiación. La pregunta es ¿vamos a poder ofrecer servicios de muy alta velocidad competitivos e innovadores? La respuesta es sí. ¿Cómo? El abanico para llegar al cliente con servicios de altas prestaciones es amplio. El consorcio es una posibilidad, pero hay más.

Por cierto, ¿cómo le va el negocio de las pizzas?

El coste más importante de cualquier negocio es no subir las ventas y yo tengo definidos los botones que hay que tocar para elevarlas en la negocio de las pizzas.

"En ADSL no se ha producido ninguna caída en el negocio"

Algunas casas de análisis han comenzado a cambiar sus recomendaciones sobre Jazztel y a publicar informes más positivos. Una de las últimas ha sido Fortis, que aconseja comprar. Pese a ello, Fortis sigue sin creerse el plan de negocio para 2010 publicado por Jazztel.

"Los analistas se cubren las espaldas. Nunca se creen los planes de negocio, son conservadores", explica Pujals. æpermil;l no tiene ninguna duda de que se va a conseguir el número de clientes prometido y la entrada en beneficios el año que viene. "No veo problemas porque no creo que el ADSL deje de necesitarse en casa. Aunque ahora una persona crea que puede prescindir, en cuanto tenga hijos se lo pedirán. En otros negocios ya se ha visto la caída, incluso en los países, con la merma de ingresos fiscales, pero en ADSL no se ha producido".