Energía

Acciona y Enel se divorcian el día 25 como socios en Endesa

Enel y Acciona zanjarán el 25 de junio su relación en Endesa: la italiana comprará el 25% que controlan los Entrecanales y la española se hará con 2.105 MW en renovables. Pero la fecha no es casual. Enel y sus bancos habían dado la voz de alarma: su crédito por 8.000 millones expira el día 26, por lo que han presionado a Acciona para que acelere la operación. La banca temía una costosa renovación de la financiación previo paso por los departamentos de riesgos. La constructora obtuvo ayer 1.500 millones para cumplir su parte del pacto.

El 25 de junio a las cuatro de la tarde se reúne el consejo de Endesa para relevar a los cuatro dominicales de Acciona. Horas antes Enel habrá adquirido el 25% que su socia mantiene en el capital de la eléctrica, para alcanzar el 92%, y la constructora tendrá en su poder el área de renovables de Endesa. Una operación pactada desde febrero y en cuya recta final han tomado especial protagonismo los bancos.

El crédito de 8.000 millones firmado por Enel con una docena de entidades tiene el 26 de junio como fecha de caducidad, según fuentes cercanas a la operación. A partir de entonces el acuerdo de financiación entraba en cuarentena y volvía a manos de los departamentos de riesgos de cada uno de los acreedores. Una circunstancia que iba a alargar el divorcio y que ha motivado que los propios bancos presionen a Acciona con el fin de que aligere los trámites para hacerse, según marca el acuerdo, con 2.105 MW por 2.890 millones.

En la estructura del préstamo que respalda a Enel destaca el liderazgo de Santander y BBVA con 1.600 millones cada uno; Intesa Sanpaolo aporta 1.000 millones; La Caixa y RBS ponen 600 millones, respectivamente; Natixis, 425 millones; Calyon ha comprometido 480 millones; BNP, 460 millones; Caja Madrid participa con 400 millones; Bank of Tokyo-Mitsubishi entrega 300; Mediobanca aporta 285, y la inyección de Unicredit es de 250 millones de euros.

ENDESA 23,06 2,63%
ACCIONA 135,40 2,89%

El pacto del 20 de febrero entre italianos y españoles ofrecía margen hasta el 20 de agosto para que Acciona obtuviera liquidez y las autorizaciones administrativas pertinentes para quedarse con las plantas de energías renovables de Endesa. El capítulo financiero lo cerró ayer al suscribir un crédito de 1.500 millones, al que sumará las plusvalías obtenidas de su salida de Endesa para completar la adquisición.

Según ha podido saber CincoDías el préstamo se ha formalizado bajo la modalidad de club deal -ninguna entidad lo lidera- con la participación de Santander, Popular, Banesto, BBVA, Sabadell, La Caixa, Kutxa, Caja Madrid, Caja Asturias, Caja Badajoz, Caja Vital, RBS, Société Générale e Intesa. Acciona consiguió ayer una sobresuscripción de 500 millones y decidió prorratear entre todos los acreedores. La mayor contribución parte de Santander y BBVA con 350 millones.

Este chorro de liquidez debe amortizarse en dos años y, según distintas fuentes, contempla una comisión de apertura del 1% y un diferencial de 200 puntos básicos sobre euríbor, que escalará cada seis meses hasta alcanzar un techo de 300 puntos básicos.

Autorizaciones

En cuanto a los permisos de reguladores y comunidades autónomas, a día de ayer Acciona podía adquirir el 90% de las plantas de forma simultánea -precisaba un 75% para ejecutar el pacto con Enel- y espera llegar al día 25 con cerca del 100%. Por tanto, vía libre para que Enel pueda presentar nuevo consejo en la junta de Endesa que tendrá lugar el 30 de junio, jornada en la que ya no estarán los cuatro miembros de Acciona: Valentín Montoya, Carmen Becerril, Esteban Morrás y Jorge Vega-Penichet (este último, secretario general de Acciona, sustituyó a José Manuel Entrecanales a finales de marzo).

Enel mandará en Endesa, mientras Acciona logra un doble objetivo: consolida su posición en el sector de las energías renovables, con 6.500 MW que le dan la segunda posición mundial como operador (tras Iberdrola), y rebaja su deuda hasta 5.347 millones. A 31 de diciembre de 2008 la constructora debía a los bancos 17.897 millones de euros. Su intención para finales del presente ejercicio es declarar un pasivo financiero neto de 8.200 millones.

Tres pasos en uno

El 25 de junio Acciona tendrá que hacer tres operaciones casi simultáneas: liberará las acciones de Endesa que tenía como garantía por los créditos firmados para su adquisición; amortizará esos préstamos y, como tercer paso, formalizará la compra de los activos renovables de Endesa.