Inmobiliario

Afirma confía en aplazar dos años el pago de su deuda

Afirma Grupo Inmobiliario ha alcanzado un acuerdo preliminar con el 75% del grupo de bancos que soportan su deuda. La compañía que preside Félix Abánades comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores el estado de la renegociación de la deuda que tiene abierta después de que se haya incumplido su plan de negocio y al menos uno de los ratios exigidos por los bancos se esté incumpliendo.

El acuerdo, que aún debe ser ratificado por las entidades financieras, estriba básicamente en posponer dos años la amortización del principal del préstamo sindicado, cuyo primer pago estaba previsto para 2010 y el último en 2013, y financiar durante este periodo el pago de los intereses.

Según la comunicación a la CNMV, el acuerdo preliminar también contempla la posibilidad de dotar a la compañía con una línea de tesorería contingente que "pudiera asegurar su estabilidad durante un periodo de tres años en un escenario de evolución muy desfavorable de la actividad".

Afirma ya incluyó en el informe de cuentas anuales de 2008 que había recibido en marzo de este año una dispensa de los bancos por incumplir uno de los ratios, en concreto el loan to value (relación entre lo prestado y el valor de la compañía) a los que le obliga el acuerdo de refinanciación firmado hace ahora un año.

Abánades ya adelantó a finales del mes pasado que Afirma debía volver a sentarse con los bancos: "Siendo realistas hay que refinanciar, todas la compañías, especialmente las que refinanciaron antes del fin de 2008". Las previsiones del año pasado eran demasiado optimistas para la fuerte caída del negocio inmobiliario.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En