Según el CNPT

La subida del precio del tabaco reducirá el consumo un 3%

La subida de los impuestos especiales del tabaco que ha aprobado hoy el Gobierno en Consejo de Ministros reducirá su consumo entre un 2,4 y un 3%, aunque dicha medida no conllevará ningún impacto sanitario "relevante", al menos a corto plazo, según señaló el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), entidad que engloba a diversas profesionales y asociaciones sanitarias.

De este modo, señaló el portavoz del CNPT, Rodrigo Córdoba, a pesar de que esta subida es la que cuenta con "más apoyo de toda la ciudadanía", no cree que la gente deje de fumar por ello, la única medida que puede provocar un impacto sanitario significativo. Además, "habrá que ver si la industria absorbe parte de esta subida y cómo queda al final el precio", advirtió.

En cualquier caso, aplaudió la decisión del Ejecutivo y advirtió, no obstante, que el mayor impacto en el consumo se detectará en los fumadores con menos ingresos y en los adolescentes.

De hecho, "esta subida de impuestos debería hacerse todos los años y no sólo cuando haya más dificultades económicas", lamentó.

Además, confió en que esta decisión venga acompañada de otras medidas que favorezcan el abandono del hábito tabáquico, tales como la generalización de los espacios sin humo o la financiación del tratamiento para los exfumadores, dos aspectos en los que "el Gobierno debe avanzar", aseguró Córdoba, para conseguir paliar los efectos del tabaco para la salud.

Concretamente, el Consejo de Ministros ha elevado el impuesto mínimo de 70 a 91,3 euros por cada 1.000 cigarrillos, lo que supone un alza del 30 por ciento, y aumentó el tipo específico de 8,2 a 10,2 euros por cada 1.000 cigarrillos, manteniendo el tipo proporcional en el 57%.