Consejo de Ministros

El Ejecutivo sube los impuestos del tabaco y los hidrocarburos

El Gobierno aprobó hoy un Real Decreto que fija una subida de 2,9 céntimos por litro de los hidrocarburos, que no afectará a los usos profesionales, así como de las labores de tabaco de dos euros por cada mil cigarrillos para hacer la economía "más sostenible".

Así lo anunció hoy la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Con la subida de los hidrocarburos, el nuevo precio de la gasolina se sitúa en 1,03 euros, mientras que la del gasóleo asciende a 0,906 euros, dijo.

El alza no afecta al gasóleo profesional y agrario, ni al destinado a calefacción, así como al gas natural, el queroseno o el fuelóleo, entre otros.

No obstante, Salgado recordó que los nuevos precios son más baratos que en Portugal (1,273 euros la gasolina y 0,98 euros el gasóleo) y que en Francia (1,23 euros la gasolina y 0,97 euros el gasóleo).

De acuerdo con la reseña del Consejo de Ministros y en referencia a las labores de tabaco, se eleva el nivel mínimo de los impuestos especiales de 70 a 91,3 euros por cada mil cigarrillos y se mantiene el tipo proporcional en el 57%, pero se aumenta el tipo específico de 8,2 a 10,2 euros por cada mil cigarrillos.

Esto, precisó Salgado, hace que a partir de ahora, y si los fabricantes deciden incorporarlas las revalorizaciones, la "marca más vendida de tabaco -que no identificó" pase de los 3,10 euros por cajetilla a 3,29 euros.

Salgado aprovechó para recordar que en Portugal cuesta 3,55 euros y en Francia, 5,30.

La ministra también cifró el nuevo precio de "buen número de marcas -que tampoco nombró-" en 2,84 euros, frente a los actuales 2,65 euros.

Economía "más sostenible"

En su opinión, con los aumentos de precio de hidrocarburos y de tabaco se contribuirá a conseguir una economía más "sostenible". La razón que dio es que si se logra un menor consumo de gasolinas se reducirán las emisiones y "si no fuera así" la subida contribuirá al "sostenimiento" de las finanzas públicas.

Según sus previsiones, en el caso de que no se reduzca el consumo actual de hidrocarburos los ingresos que se conseguirán serán de 1.097 millones de euros, mientras que del tabaco ascenderán a 1.220 millones de euros. Al respecto, recordó que actualmente el 60% de esos ingresos corresponden al Estado y el 40 a las comunidades.

Con el nuevo sistema de financiación que el Gobierno quiere pactar con las comunidades, éstas recibirían el 58% de los ingresos y el Estado el resto.