Crisis inmobiliaria

El alcalde de Seseña augura un futuro "incierto" para la urbanización del 'Pocero'

El alcalde de Seseña (Toledo), Manuel Fuentes, denunció hoy que "algunos emisarios" del constructor Francisco Hernando 'El Pocero' le indujeron a cometer un delito de prevaricación, al plantearle la concesión de licencias de primera ocupación en la macrourbanización de la localidad toledana sin los informes preceptivos y vinculantes necesarios tanto técnicos como jurídicos.

"Estaban incitando al alcalde a que cometiese prevaricación, un delito, y por ahí no podemos pasar, que no venga nadie a Seseña queriendo sacar adelante sus intereses por encima de los derechos de los ciudadanos", afirmó Fuentes, quien aseguró, en una entrevista a la Cadena Ser recogida por Europa Press, que "son muchos años sufriendo y padeciendo este tipo de presiones".

Tras augurar un futuro "incierto" a la macrourbanización y asegurar que se trata de una "encrucijada de difícil solución", el alcalde de Seseña rechazó las acusaciones del constructor y aseguró que el consistorio no ha estado "inactivo" y ha estado trabajando sin la colaboración del agente urbanizador.

Fuentes afirmó no sentirse responsable de lo sucedido en el municipio de Seseña, porque existen "unos antecedentes importantes" y aseguró que tanto los compradores, las entidades financieras y otros propietarios del suelo como el ayuntamiento están intentando buscar soluciones para que todos las obras de infraestructuras se ejecuten y se ponga en valor la urbanización.

"Hemos tenido las trabas de la empresa promotora, que desde hace tiempo tenía pensado dejar el marrón al ayuntamiento y ha ido trabajando en ese sentido", dijo Fuentes, quien cuantificó el "marrón" en unos 25 millones de euros, a los que se sumaría el mantenimiento de la urbanización, algo que es "inasumible" para el consistorio.

Fuentes se pronunció así después de que el constructor haya anunciado su decisión de abandonar el proyecto de 13.500 viviendas de las que tan sólo se han ejecutado 5.600.

"Hemos cumplido nuestros compromisos hasta el punto en que nos ha sido posible. Pero todos nuestros esfuerzos para terminar las obras de la urbanización han chocado con las trabas del alcalde Manuel Fuentes, que ha incumplido sus obligaciones y deberes y ha hecho de ley papel mojado", señala el empresario en una carta, en la que destaca su intención de trasladar sus equipos y trabajadores a otros países cuyos gobiernos, según señala, han llamado a su puerta después de ver la calidad de sus obras.

"Me duele reconocer que el alcalde de Seseña, con sus incumplimientos de la legalidad ha llegado a paralizar unas obras que habrían prolongado el bienestar de sus vecinos. Y me preocupan los retrasos judiciales, porque tienen consecuencias en el honor de las personas, y en la economía de las empresas y las familias, sin que a nadie parezca preocuparle esta situación", afirma 'El Pocero' en la misiva.