Consolidación

Montilla constata que no conviene hablar "cada día" de fusiones entre cajas

El presidente de la Generalitat, José Montilla, constató hoy que no conviene hablar "cada día" de eventuales fusiones entre cajas de ahorros de Cataluña. En declaraciones a RAC1 recogidas por Europa Press, Montilla indicó: "Lo que tenemos que hacer es dejar trabajar a las cajas".

"No quiero añadir nada más" sobre esta cuestión, expresó el president. Hace unas semanas, el conseller de Economía, Antoni Castells, ya dijo, en los pasillos del Parlament, que no cuánto menos se hablara de esta cuestión, mejor.

Sobre la financiación autonómica, Montilla indicó que próximamente se van a "retomar las conversaciones" entre el Govern y el Estado, con la finalidad de alcanzar un pacto antes de las vacaciones de verano.

Montilla reiteró que, en ningún caso, la Generalitat no supeditará las fechas al contenido del pacto, y expresó que el Govern no suscribirá un "mal acuerdo" que no dé cumplimiento a lo establecido en el título de financiación del Estatut.

Ante la caída de ingresos de la Generalitat que ha provocado la crisis, Montilla indicó que se tomarán nuevas medidas de ahorro pero que, en ningún casos, afectarán a la calidad de los servicios públicos: sanidad, educación y políticas sociales.

"Hay otras cosas en las que se puede recortar y es donde lo estamos haciendo, como viajes o gastos de protocolo", dijo Montilla, quien añadió: "Todos estos gastos se han recortado y aún se recortarán más".

"Reforma de las relaciones laborales"

Montilla aseguró que, en ningún momento, se ha mostrado partidario de una reforma laboral. "He hablado de la reforma del sistema de relaciones laborales, que es un poco distinto", aseguró hoy.

"No se trata de crear nuevas figuras contractuales", sino de "flexibilizar más" la negociación colectiva. Aseguró que sobre esta cuestión hay "buena predisposición" por parte de los sindicatos, y que también hay que estimular la movilidad laboral y la vinculación entre los incrementos salariales a la productividad, para evitar que la inflación "vuelva a ser" un problema.