_
_
_
_
La nueva era del automóvil

Figueruelas exige a Opel que respete el liderazgo de la planta española

El Gobierno de Aragón exigirá a los nuevos propietarios de Opel que respeten el liderazgo de la planta de Figueruelas en su plan de reestructuración. La planta zaragozana es la primera en producción e inversiones y tiene acreditada su productividad y competitividad en Europa.

Los representantes sindicales y políticos se mostraron ayer seguros de las fortalezas para que la factoría aragonesa de Opel se libre de los posibles recortes que aplicará Magna, el nuevo propietario mayoritario de la compañía alemana, y que se cifran en unos 10.000 puestos. El presidente del comité de empresa, José Juan Arcéiz, señaló a CincoDías que "aunque la entrada de Magna garantiza la continuidad de la empresa, lo importante ahora es concretar, cuanto antes, el plan industrial. La situación de las fábricas europeas es muy diferente y, si se aplican criterios objetivos, el liderazgo de Figueruelas es incuestionable". Opel cuenta con nueve plantas en Europa: Bochum, Eisenach y Kaiserlauten, en Alemania; Amberes, en Bélgica; Ellesmere Port y Luton, en el Reino Unido; Gliwice, en Polonia, y Figueruelas, en Zaragoza. Entre todas ellas ocupan a 52.000 trabajadores, de los que prácticamente la mitad (25.100) pertenecen a las fábricas alemanas.

El comité de Figueruelas mantuvo ayer una videoconferencia con los representantes europeos, para tratar de armonizar posturas frente a la reestructuración. Arcéiz señaló que "estamos manteniendo asambleas para informar a los trabajadores sobre la nueva situación y negociando entre todos los sindicatos para unificar planteamientos".

El dirigente sindical subrayó que en la planta son "conscientes de que habrá que afrontar sacrificios, porque la situación es muy difícil". "Sin embargo, creemos que tanto el Gobierno español como el aragonés son conscientes de la importancia de Figueruelas y ya nos han adelantado que supeditarán la concesión de ayudas al mantenimiento del máximo de empleo".

La española tiene asignados los nuevos Opel Corsa y Meriva

Nerviosismo expectante

El clima ayer en Figueruelas era de "nerviosismo expectante", en expresión del presidente del comité de empresa. La secretaria del comité, Ana Sánchez, manifestó que "entre ayer y hoy, todos los trabajadores serán informados de que Opel ha dejado de formar parte de la Corporación de General Motors. Aunque se trata de una noticia positiva, ya que las plantas europeas se sitúan al margen de la quiebra, no podemos olvidar que GM ha sido nuestro punto de referencia y costará adaptarse a la nueva situación".

Entre los trabajadores se comentaba también la preocupación por un eventual empeoramiento de las condiciones laborales, "dada la creciente precariedad que se está detectando en el sector". Figueruelas ha venido constituyendo, en los 27 años de su existencia, un modelo de concertación social, ahora en riesgo.

La clase política aragonesa también desarrolló ayer una intensa actividad. La europarlamentaria socialista Inés Ayala presentó una interpelación en la Cámara europea para exigir a la Comisión que concrete las medidas de apoyo para garantizar la viabilidad de la nueva Opel y la calidad en el empleo en cada uno de los países.

El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, rechazó ser "unos meros espectadores" en la reestructuración de Opel. "Figueruelas tiene asignados las nuevas generaciones del Corsa y del Meriva y el Gobierno autonómico tiene aprobado un aval de 200 millones, que será aplicado en función del respeto al liderazgo de la factoría y del empleo. Hemos estado en contacto permanente con el responsable europeo, Carl Peter Foster, y exigiremos información de primera mano a los nuevos propietarios".

Fábrica de referencia

Tanto el presidente del Gobierno de Aragón como el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, incidieron ayer sobre la alta productividad y calidad de Figueruelas, argumentos que anteriormente había expuesto el titular de Industria, Miguel Sebastián. Por su parte, el presidente del Ejecutivo autonómico, Marcelino Iglesias, subrayó que "Figueruelas ha sido una fábrica de referencia en Europa y debe seguir preservando ese papel".

Las cifras

7.500 empleados trabajan en la planta zaragozana. En total, de la factoría dependen 30.000 empleos.10.000 trabajadores prevé inicialmente recortar Magna tras adquirir Opel.316.000 vehículos se prevén fabricar este año en Figueruelas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_