Industria automotriz

Los fabricantes apoyan la orden de Obama de reducir el consumo de automóviles

Los tres principales fabricantes estadounidenses de automóviles, General Motors, Ford y Chrysler, aplaudieron los nuevos estándares de consumo de combustible de vehículos anunciados hoy por el presidente de EE UU, Barack Obama.

El presidente y consejero delegado de Ford, Alan Mulally, afirmó hoy a través de un comunicado que "estamos satisfechos que el presidente Obama esté tomando una acción decisiva y positiva a medida que trabajamos juntos para lograr un estándar nacional de economía de consumo y emisiones de gases".

Por su parte, el presidente de General Motors (GM), Fritz Henderson, señaló que "la seguridad energética y cambio climático son prioridades nacionales que requieren el liderazgo federal y la dirección del presidente tiene sentido para el país y el sector".

Henderson añadió que "GM está totalmente comprometida con este nuevo planteamiento".

Chrysler, el tercer fabricante estadounidense y que se encuentra en quiebra desde el pasado 30 de abril, dijo que "con claridad y certidumbre reguladora Chrysler y su socio, Fiat, serán capaces de concentrar sus recursos en desarrollar una flota nacional de vehículos limpios y eficientes".

El fabricante añadió que las nuevas normas ayudarán a la revitalización de Chrysler y "beneficiaran a los consumidores estadounidenses".

Las nuevas medidas anunciadas hoy por Obama se aplicarán de forma gradual y exigirán que para 2016 un automóvil recorra una media de 35,5 millas por galón (aproximadamente cien kilómetros con 6,63 litros de gasolina).

En la actualidad, el consumo está fijado en 27,5 millas por galón (8,55 litros por cada 100 kilómetros) para autos y 24 millas por galón (9,8 litros por cada 100 kilómetros) para camionetas.

Estas medidas permitirán el ahorro del 5% anual en el consumo de carburante del país y una reducción anual de las emisiones de dióxido de carbono de 900 millones de toneladas métricas.