Mercados

Wall Street recibe con un ligero descenso la inflación de EE UU

La bolsa neoyorquina mostraba hoy un ambiente muy volátil y el Dow Jones de Industriales bajaba el 0,4% hacia la media sesión, a medida que los inversores calibran datos económicos y sobre precios que fueron algo más favorables de lo esperado.

El Dow Jones, que incluye a las 30 empresas de Estados Unidos con mayor capitalización bursátil, cedía 33,13 puntos y se ubicaba en 8.298,19 puntos. El mercado Nasdaq, donde negocian numerosas empresas de tecnología e Internet, avanzaba el 0,05% (0,78 puntos) y se situaba en 1.689,96 enteros, en tanto que el selectivo S&P 500 bajaba un 0,77% (6,98 puntos) y se situaba en 886,18 enteros.

Los inversores constataron este viernes que el Índice de Precios de Consumo (IPC) no varió en abril respecto del mes anterior, aunque en el periodo de un año ha descendido un 0,7%, según datos del Departamento de Trabajo.

La inflación subyacente, en la que se excluyen los alimentos y la energía por ser factores más volátiles, subió en cambio un 0,3%, una décima más que en marzo y dos décimas más de lo que se esperaba. También se conoció que la actividad manufacturera en el área de Nueva York se contrajo este mes a menor ritmo que en el anterior y que la producción industrial en el conjunto del país bajó el 0,5% en abril, una décima menos de lo previsto y un dato más favorable que el de marzo, informó la Reserva Federal.

DOW JONES 29.225,61 -1,54%

Más descensos para General Motors

Las acciones de General Motors bajaban el 6% y era la empresa del Dow que registraba un descenso más agudo, después de conocerse que ha notificado a 1.100 concesionarios, de unos 6.000 que tiene en EEUU, que no renovará sus contratos en octubre de 2010.

Los títulos de Bank of America perdían un 4,7% de su valor, en una jornada bajista para el sector financiero y también para el de energía, que perdía en conjunto un 1,7%.

La jornada era más positiva para el fabricante de aluminio Alcoa, cuyas acciones subían el 3,4% o 30 centavos y se cotizaban a 9,04 dólares.

El barril de crudo de Texas se depreciaba 2,07 dólares y se negociaba a 56,55 dólares hacia la media sesión en el mercado de materias primas.

La deuda pública a diez años subía de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,14%.