Elecciones en el Real Madrid
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid

Florentino Pérez, el hombre de los 1.800 millones de dólares

Tiene una de las mayores fortunas del mundo, de 1.800 millones de dólares, y dirige la segunda constructora más importante del planeta. Sin embargo, Florentino Pérez quiere volver al fútbol, al Real Madrid, al club que ya presidió y que tuvo que abandonar después de tres temporadas sin títulos.

"Yo soy mi mejor portavoz". Con una sola frase Florentino Pérez se ha descrito a sí mismo en un gran número de ocasiones. Ávido trabajador, su carácter familiar no le ha impedido hacerse un hueco en el mundo empresarial, referencia en el sector de la construcción, y político.

Sin embargo, 'Floro', como le llaman sus amigos, siempre ha ido un paso más allá. Tras ser militante de la Unión de Centro Democrático (UCD) y convertirse en director general de Infraestructuras de Transportes del Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones, en 1983 decidió abandonar su faceta política para dar, años después, rienda suelta a su pasión por el fútbol. Sin embargo, antes se había forjado una carrera que le convierte en una referencia en el mundo empresarial.

El Real Madrid como empresa

"Florentino es un ser superior". El entonces vicepresidente deportivo del Real Madrid, Emilio Butragueño, definió así a su jefe. El paso de Pérez por la casa blanca cambió muchas cosas en el mundo del fútbol y sobre todo no dejó indiferente a nadie. Se le recordará por traer a los mejores jugadores y por conseguir la novena Copa de Europa. Pero ¿qué hay detrás del paso de Pérez por el club de Chamartín? Su gestión en los fichajes, en la cesión de los derechos de imagen de los jugadores y en la venta de la ciudad deportiva del Paseo de la Castellana marcaron al club y al fútbol europeo.

Llegó a la presidencia en 2000 con un nombre bajo el brazo: Luis Figo, estrella del Barcelona. Su primer gran movimiento fue asegurar que el portugués jugaría de blanco si él ganaba las elecciones. Los socios le creyeron y 10.240 millones de pesetas (61 millones de euros) después, la cláusula del jugador, Florentino cumplía su palabra y presentaba al portugués. Parecía una locura en un club que, según sus cuentas cuando accedió, tenía un agujero de 50.000 millones de pesetas (301 millones de euros).

Pero la tranquilidad del empresario residía en una estrategia comercial que apenas se utilizaba en el fútbol europeo: poseer los derechos de explotación de la imagen de los jugadores. Hasta su llegada a la presidencia del Real Madrid, los equipos no explotaban los derechos de imagen y no obtenían beneficios por ellos. Los futbolistas tampoco lo hacían por su cuenta. Sólo con el control sobre la explotación comercial de la plantilla, explicaba Florentino, un club podía pagar ese dinero por un fichaje o remunerar sueldos que rondaban los 1.000 millones de pesetas (seis millones de euros).

Florentino acordó entonces con Telefónica un contrato por la explotación comercial de Luis Figo a razón de 1.000 millones de pesetas. Pérez lo explicaba así entonces: "Hacen un anuncio de natillas y les dan, por ejemplo, 20 millones; cuando si ese anuncio lo hicieran con la camiseta de su club, les darían 200". Tras Figo llegaron Zidane, Ronaldo y Beckham, todos con la misma estrategia.

Pero el gran golpe estaba aún por llegar. Pérez sabía que la salud económica del Club no era buena y había que encontrar una solución. Nadie se atrevía entonces a tocar el patrimonio de ninguna entidad (estadio, terrenos, oficinas, ciudad deportiva) a no ser que fuera una urgencia económica. Pero Pérez vio clara la salida: además de no hacer perder patrimonio a la entidad iba a engordar sus cuentas. El objetivo eran los terrenos que la ciudad deportiva del Real Madrid ocupaban en el paseo de la Castellana; un caramelo muy goloso para los constructores. Pérez lo sabía bien. Tras conseguir una recalificación del suelo para uso urbano, los vendió por 80.000 millones de pesetas (402 millones de euros) y se convirtió en el impulsor de la construcción de la nueva Ciudad Deportiva de Valdebebas.

Además, Pérez realizó una serie de mejoras al Estadio Santiago Bernabéu, en la que se invirtieron 127 millones de euros a lo largo de cinco años. Desde el 12 de mayo de 2004, fecha en la que se puso la primera piedra, hasta el 30 de mayo de 2006 cuando se inauguró, se hizo realidad la nueva Ciudad Deportiva del Real Madrid, el centro deportivo más grande jamás construido por un club de fútbol.

ACS: El origen de un imperio

¿Cómo transformar 5 millones de pesetas en 11.560 millones de euros? Florentino Pérez lo sabe bien. Y es que el empresario ha convertido en oro todo aquello que tocó. Hace ya muchos años, Pérez y unos cuantos socios fueron al Fondo de Garantía de Depósitos donde estaban las empresas españolas que no habían conseguido sobrevivir. Allí, la compra de Construcciones Padrós por 5 millones de las antiguas pesetas supuso la primera piedra de ACS, que hoy se considera la segunda constructora del mundo, según la revista 'Forbes'.

Y el tiempo no ha pasado en balde. Desde 1997, Florentino Pérez es presidente de ACS, resultado de la fusión de las constructoras OCP y Ginés y Navarro. Durante su mandato, ACS ha integrado a su competidora Dragados y se ha convertido en el primer grupo constructor y de servicios de España. Desde 2006 es el tercer accionista de ACS a través de la sociedad instrumental Inversiones Vesan, que cuenta con una participación del 9,539%.

Y es más. En un momento de crisis mundial, el empresario consiguió que Gas Natural y sus socios lanzaran una oferta millonaria en metálico por Unión Fenosa. Además, ACS está presente en Iberdrola con una participación del 12,6% en la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán. Sin embargo, su trayectoria en ACS no es la única que ha desarrollado en el mundo empresarial. Florentino Pérez es vicepresidente de Abertis desde 2007 y asesor del consejo de administración de Seat desde 2008.

El perfil del empresario

Nació en Madrid el 8 de marzo de 1947. Casado y con tres hijos, es el tercero de cinco hermanos y fue educado en los escolapios. Además, es ingeniero por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid, en la que posteriormente ejerció como profesor de Fundamentos Físicos de las Técnicas. Entre sus aficiones se encuentran el arte contemporáneo, la música, el fútbol y el mar.

Hace un par de meses, Forbes señaló que Florentino Pérez ocupa el puesto 397 del ranking de las mayores empresas del mundo, con 1.800 millones de dólares. Además, esta revista considera que ACS es el segundo grupo de construcción el mundo, sólo por detrás de la francesa Vinci, según un ranking elaborado a partir del beneficio, las ventas, los activos y la capitalización bursátil de las distintas compañías.