Automoción

General Motors considera ahora "más probable" entrar en concurso

General Motors no sólo no ha eliminado la posibilidad de tener que instar el concurso de acreedores, sino que de hecho lo considera "más probable" según dijo ayer su consejero delegado, Fritz Henderson. El ejecutivo dijo que no va a modificar la oferta hecha a los bonistas para canjear 27.000 millones de dólares de deuda por el 10% del capital. Si el 90% de los bonistas no lo aceptan, el 1 de junio GM acudirá al juzgado.

En una conferencia telefónica, Henderson admitió que quedaba mucho por hacer en GM antes de la fecha límite del 1 de junio dada por el Gobierno para poner en marcha un plan de viabilidad. Hablando de la posibilidad de tener que solicitar el concurso de acreedores, el mismo camino tomado por Chrysler, el ejecutivo dijo que era "más probable" aunque intentó no cerrarse la puerta del todo. "Pensamos que aún hay una oportunidad para hacerlo fuera del tribunal".

Una de las tareas más importantes y complicadas es conseguir que el 90% de los titulares de la deuda total de 27.000 millones de dólares acepten tomar el 10% de la automovilística a cambio. Esta posibilidad no ha sido posible hasta ahora ya que estos bonistas creen que se les da muy poco en un reparto que favorece al Gobierno y al fondo de prestaciones sociales del sindicato UAW. Estos dos últimos controlarían casi el 89% de la compañía.

Henderson admitió que el canje que se les ha ofrecido a los tenedores de bonos fue una condición del Tesoro. "No nos permitieron ir más allá de ese 10%", explicó.

La situación, en este sentido, se parece mucho a la vivida en Chrysler, una firma en la que los tenedores de una pequeña parte de la deuda decidieron no aceptar las condiciones impuestas por el Gobierno para el canje e hicieron inevitable la entrada en concurso. Estos acreedores, hedge funds que se aglutinaron en una sociedad llamada non- TARP (por no ser receptores de dinero público como la banca que si accedió al trato) están poco a poco abandonando sus pretensiones y ahora apenas representan unos 295 millones de una deuda total de 6.900 millones lo que disminuye mucho el peso de sus demandas en el concurso.

Acuerdo sobre Opel este mes

Por lo que respecta a las actividades en Europa, Henderson apuntó la necesidad de que el Gobierno de Alemania apruebe la llegada del nuevo inversor en Opel y enfatizó que General Motors "tiene necesidades urgentes" de financiación para sus operaciones en este continente. La empresa de Detroit quiere mantener una participación minoritaria en sus operaciones europeas, tras la llegada de un inversor que tome su lugar, probablemente Fiat. Henderson aseguró que la empresa prevé lograr un principio de acuerdo sobre Opel antes de finales de este mismo mes.

El ejecutivo estadounidense explicó también que se está avanzando en las negociaciones para vender Hummer, una marca que lleva años buscando un nuevo dueño. Henderson detalló que habían recibido tres ofertas y que estaban trabajando sobre dos de ellas. El futuro de la marca se podría despejar también en mayo. Las conversaciones para la venta de Saturn, una de las marcas que más posibilidades de renacer tiene con las adecuadas inversiones, y Saab, siguen en marcha. Pontiac, sin embargo, se cerrará en 2010.

También se acelerará el cierre de concesionarios en EE UU el 42% de ellos, aunque Henderson admitió que este complicado proceso podría tomar casi todo lo que resta de año.

En defensa de Figueruelas

El Gobierno de Aragón ha decidido emprender una ofensiva para defender el papel de Figueruelas en la reestructuración de General Motors, informa Arturo Cenzano. El calendario se inicia hoy con el viaje que los consejeros autonómicos de Economía e Industria, Alberto Larraz y Arturo Aliaga, girarán a Berlín para conocer de primera mano la posición del ejecutivo alemán respecto a la oferta de la italiana Fiat y la eventual repercusión sobre las factorías europeas. También participará la secretaria general del Ministerio de Industria, Teresa Santero. La segunda escala será la próxima semana para entrevistarse con directivos de la firma de Turín. Además, se ultiman las gestiones para el desplazamiento a Zaragoza del presidente de GM Europe, Carl-Peter Forster. La fecha más probable es el 25 de Mayo y se espera una representación del Ministerio de Industria. La misión aragonesa defenderá las bondades de Figueruelas.