Resultados trimestrales

Banco Popular cree que el sistema financiero español no necesita recapitalizaciones

El consejero delegado del Banco Popular, Roberto Higuera, dijo hoy que las entidades financieras españolas no necesitan ser recapitalizadas con dinero público y aseguró que los Fondos de Garantía de Depósitos (FGD) que hay en España "son suficientes". La entidad, que obtuvo un beneficio neto de 224,7 millones de euros en el primer trimestre, un 30,7% menos que en igual periodo de 2008, cerrará unas 150 oficinas este año y otras 100 el año que viene, con la intención de reducir costes y afrontar así la actual situación económica.

El presidente del Banco Popular, Angel Ron
El presidente del Banco Popular, Angel Ron

Higuera añadió que la entrada de fondos públicos en el capital de las entidades da lugar a distorsiones de mercado "que son nefastas".

"Preferimos que se trabaje con los instrumentos que hay" -dijo- como los tres fondos de garantía (para bancos, cajas y cooperativas de crédito), o con "otras medidas que no impliquen la entrada del Estado en el capital".

En cuanto al posible fondo especial de ayuda a bancos y cajas que podría estar preparando el Gobierno, Higuera aseguró que no tiene noticias y dijo que el Banco Popular no ha sido consultado al respecto.

Cerrarán 150 oficinas este año

Por otro lado, Higuera ha asegurado que la entidad cerrará unas 150 oficinas este año y otras 100 el año que viene, con la intención de reducir costes y afrontar así la actual situación económica. Durante la presentación ante analistas de los resultados trimestrales de la entidad, Higuera señaló que de esta forma se siguen las recomendaciones del Banco de España de reducir costes mediante el cierre de sucursales, así como de aumentar la productividad.

Al respecto, explicó que tras las fusiones de sus filiales y la consiguiente salida de 114 personas de su plantilla en el primer trimestre, el Popular cuenta con un excedente de personal que aprovechará para no tener que recurrir a trabajadores temporales.

El consejero delegado señaló además que en el primer trimestre, durante el cual se cerraron 70 oficinas, la entidad logró 65 millones de euros en plusvalías por la venta de sucursales.

Redujo un 30,7% sus ganancias en el trimestre

Banco Popular obtuvo un beneficio neto de 224,7 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, lo que supone un 30,7% menos que en igual periodo de 2008, cuando las ganancias de la entidad se situaron en 324,5 millones de euros, informó hoy el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado se sitúa ligeramente por debajo de lo esperado, ya que el consenso de los analistas preveía un beneficio neto de 231 millones de euros en los tres primeros meses del año.

El empeoramiento del beneficio neto se debe a que la entidad incrementó las provisiones relacionadas con la inversión crediticia. El banco realizó una dotación de provisiones de 175 millones de euros, además de 259 millones de euros de provisiones ordinarias.

Excluídas las dotaciones cautelares y los resultados extraordinarios, el banco presidido por Ángel Ron registró un beneficio recurrente de 300 millones de euros, un 0,6% inferior al del primer trimestre de 2008.

El margen de intereses ascendió a 727,09 millones de euros en el periodo enero-marzo, con un crecimiento interanual del 16,4%, mientras que el margen bruto rozó los 1.005 millones de euros, un 11,7% más. Por su parte, el margen típico de explotación (resultado antes de provisiones) se elevó un 19,1%, hasta casi 695 millones de euros. El banco destacó los ingresos recurrentes, que superaron los 1.000 millones de euros, lo que pone de manifiesto "la fortaleza del banco pese al entorne recesivo".

La tasa de morosidad del banco se multiplicó casi cuatro veces hasta situarse al finalizar marzo en el 3,82%, frente al 0,98% que registró en el primer trimestre de 2008. No obstante, la entidad recordó que el conjunto del sector presentaba en febrero una tasa de mora superior, del 4,18%. Sumando las garantías y provisiones, el Popular logró una tasa de cobertura del 133,4%.

Crecen los créditos y los depósitos

El saldo crediticio del banco se situó a 31 de marzo en 94.244 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,2% respecto a los 89.620 millones del ejercicio anterior, de los que 84.32 millones correspondieron al sector residente y 9.144 millones al sector no residente.

Asimismo, del total, 47.907 millones fueron créditos hipotecarios, un 0,5% más, y 5.444 millones crédito comercial, que registró una caída del 22,6%. Los activos dudosos ascendían en marzo a 4.041 millones de euros, cuatro veces más que hace un año, que alcanzaban los 983 millones de euros.