Para invertir

Fondos cotizados en Wall Street con acento español

Dos jóvenes madrileños fundan y gestionan la firma especializada Global X Funds en Nueva York.

En el único punto en el que parecen tener opiniones divergentes es el fútbol. Bruno del Ama, madrileño, de 32 años, es del Atlético de Madrid, José Carlos González, de la misma edad, del Real Madrid. Lo llevan con buen humor. Por lo demás, estos dos amigos muestran una perfecta sintonía, algo imprescindible para unirse como socios hace algo más de un año y fundar de Global X Funds, una de las 18 gestoras especializadas que ofrecen ETF (fondos cotizados) en EE UU. Los fondos cotizados son un híbrido entre las acciones y los fondos de inversión: sus carteras replican índices como muchos fondos, pero se pueden comprar y vender en tiempo real, como las acciones.

Esta firma es una rareza no sólo por ser una entre pocas en su sector o su reducido tamaño -son ellos dos y el analista Stephen Yu-, sino porque no es frecuente encontrar semejante carácter emprendedor en el negocio financiero por parte de dos jóvenes españoles en la competitiva, y siempre dura, Nueva York.

De momento, Global X Funds ya ha lanzado un fondo, el FTSE Colombia 20, en asociación con Interbolsa, el bróker más grande de este país andino. Del Ama y González planean sacar en Colombia este ETF, lo que les convertirá en pioneros en este mercado. Además, quieren lanzar estos productos en países emergentes como Perú, Egipto o Filipinas. Es decir, crecer en un nicho de mercado, porque ninguno de ellos se ofrece en EE UU.

Del Ama es un licenciado en empresariales por Icade con 11 años de experiencia en Nueva York, primero en la consultora Oliver Wyman y luego en la división de productos estructurados de Radian Asset Assurance. González estudió en la Universidad Autónoma de Madrid y llegó a Nueva York en 2002. Trabajó con dos brókeres pero terminó fundado el suyo, GWM Group, con oficinas en EE UU, Colombia, Perú y Costa Rica.

'José hace muchos negocios en Latinoamérica y uno de los productos que estaba colocando son fondos estructurados sobre una acción, un ADR, en Colombia. Era un producto poco óptimo para los clientes y detectamos una demanda latente de algo más', explica del Ama. 'Pensamos en el ETF como algo ideal para el dinero latinoamericano'.

Para los grandes del sector, firmas con grandes estructuras de costes, entrar en mercados nicho no es rentable pero para una pequeña es la posibilidad de cubrir el hueco que queda en este producto de inversión en el que lo más importante es llegar el primero. En los ETF de gestión pasiva, al estar referenciados a índices, el primero sobre un producto es siempre el único original y el que más competitividad tiene.

Conseguir la autorización de la SEC para emitir ETF de gestión pasiva les llevó medio año y agradecen la diligencia de sus abogados por ello. También fue caro. 'Teníamos ahorros y el cash flow del bróker', dicen.

Ser pequeños puede ser un problema. 'Iríamos más deprisa si tuviéramos más dinero', admite González, pero también es una ventaja en un mercado de target reducido y en el que ya hay mucho camino andado por otros.

'Las grandes empresas nos han hecho buena parte del trabajo porque han explicado qué es un ETF y las ventajas que tienen desde hace 15 años', cuenta del Ama, 'ahora es un producto muy aceptado y funciona muy bien'. Además, a su alrededor ha crecido una industria de proveedores de servicios 'que hace todo menos montar el producto'. 'La subcontratación de servicios financieros en EE UU está tan desarrollada que permite que empresas pequeñas puedan tener un producto tan bueno como el más grande', explica González.

Ellos han buscado las mejores subcontratas pero reconocen que el principio fue duro, especialmente con los proveedores de índices. 'Dow Jones nos puso muchos problemas y terminamos trabajando con FTSE. Ahora es Dow Jones quien nos busca', explica González.

Del Ama dice que su trabajo es ser 'director de orquesta: coordinar a los cinco proveedores', desarrollar negocios nuevos e ideas, gestionar proyectos y sacarlos a mercados. Este año quieren sacar un producto más o dos. 'En 2010, puede que cuatro' y avanzar en una estrategia internacional que pasa por ser la plataforma de gestores de ETF de otros países que traigan productos a EE UU 'alquilando nuestra licencia'. 'Tenemos la inversión hecha, si el BBVA quiere hacer un fondo lo puede hacer con nosotros'.

'Ingenuo y soñador'

Bruno del Ama y José González están casados con mujeres americanas y piensan en el largo plazo desde Nueva York. Es una cuestión importante cuando se está en el extranjero.

Pero González, que ya tiene experiencia de primera mano como empresario, cree que a la hora de lanzarse, lo importante ser 'ingenuo y soñador. Si eres muy calculador no haces nada, porque se ven los riesgos y todo da miedo'. Con gran sentido del humor dice que hay cosas que no se ven hasta que no se hacen.

'Si sabes todo de antemano, puede que no lo hagas'.