Encuentro

Los países del G7 constatan señales de menores turbulencias económicas

Los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete han señalado que el ritmo de caída económica se ha desacelerado y prometen limpiar los activos tóxicos de los bancos para restaurar el flujo crediticio.

"Una volatilidad excesiva y movimientos desordenados en los tipos de cambio tienen consecuencias adversas para la estabilidad económica y financiera. Seguimos monitoreando de cerca los mercados cambiarios", afirmó el borrador.

Los ministros dedicaron además un párrafo a los organismos multilaterales de crédito y respaldaron un uso caso por caso de los recursos del Fondo Monetario Internacional para apoyar a los países afectados por la crisis.

"Trabajaremos con nuestros socios internacionales para modernizar la gestión de las instituciones financieras internacionales para reforzar su relevancia, efectividad y legitimidad", señaló el borrador del comunicado que emitirán los ministros al término de una reunión en Washington.