Automóvil

General Motors no cumplirá con un pago de 768 millones en junio

El responsable financiero de General Motors, Ray Young, aseguró ayer que el fabricante de coches estadounidense no será capaz de afrontar el 1 de junio el pago de 1.000 millones de dólares (unos 768 millones de euros) que debería acometer, según el diario The Wall Street Journal. La noticia no afectó especialmente a la cotización, que cayó el 0,59%. El 1 de junio es la fecha límite impuesta por el Gobierno para reestructurar la compañía. Young afirmó que la multinacional confía en el éxito de un intercambio de deuda por acciones para reducir el pasivo de 28.000 millones de dólares (21.536 millones de euros).

El directivo aseguró que está decidido a reestructurar la firma 'en los juzgados o fuera de ellos', y afirmó que un 'viaje al tribunal que gestiona las bancarrotas es probable', pero cree que la compañía 'tiene el pleno apoyo del Ejecutivo de Barack Obama. Para cumplir los plazos, el fabricante podría acelerar el cierre de plantas y la retirada de modelos hasta cuatro años antes de lo previsto para bajar el punto de equilibrio, según fuentes citadas por Bloomberg. Tales recortes podrían volver rentable a GM en EE UU con un mercado total de 10 millones de unidades, según las fuentes.

Por otra parte, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y el responsable de GM Europa, Carl-Peter Foster, podrían reunirse el próximo 4 de mayo en Zaragoza. El Ejecutivo autonómico quiere conocer los planes sobre la segregación de Opel y, sobre todo, el papel que se le asignará a Figueruelas, informa Arturo Cenzano.