Crisis financiera

El Gobierno de EE UU investiga una supuesta malversación de ayudas financieras

El Gobierno de Estados Unidos ha iniciado 20 investigaciones y seis auditorías por posibles malversaciones en el uso de la ayuda financiera estatal de 700.000 millones de dólares, informó hoy el inspector del programa.

Neil Barofsky, inspector general del Programa de Alivio de Activos Depreciados (TARP por su sigla en inglés), divulgó hoy un informe de 250 páginas, en el que detalla aspectos que conskidera preocupantes en la ejecución del plan del Gobierno para rescatar a instituciones financieras y las compañías fabricantes de vehículos automotores en dificultades.

En una entrevista con la cadena CNN de televisión, Barofsky dijo que sus investigaciones podrían conducir a procesos judiciales y que él quiere que los contribuyentes entiendan adónde va a parar su dinero.

"Nuestras recomendaciones miran hacia el futuro y no hay fallos que no puedan resolverse", dijo Barofsky.

El informe muestra que Barofsky quiere determinar si las decisiones sobre el uso de los fondos aprobados por el Congreso estuvieron influenciadas por quienes iban a beneficiarse de tales decisiones, y si las compañías que recibieron ayuda con dinero de los impuestos cumplen con los límites estipulados en los pagos a sus ejecutivos.

El secretario del Tesoro de EE UU, Timothy Geithner, informó hoy de que, de los 700.000 millones de dólares aprobados en octubre, el Gobierno del entonces presidente George W. Bush comprometió unos 355.400 millones de dólares, principalmente para el rescate de instituciones financieras y compañías automovilísticas.

El informe de Barofsky sale a luz cuando aumenta el descontento público por las continuas ayudas dadas por el Gobierno a las instituciones financieras.