Bolsa de Nueva York

El S&P 500 se hunde un 4,28% castigado por el sector financiero

Una sola jornada ha roto el sueño de seis semanas consecutivas al alza. El índice S&P 500 cedió un 4,28%, presionado por los temores sobre los resultados del sector bancario, después de que Bank of America registrara un gran aumento en sus préstamos problemáticos.

La ley de la gravedad afirma que todo lo que sube baja. En el caso de las Bolsas estadounidenses esta afirmación se ha cumplido después de seis semanas consecutivas de ganancias. El mercado neoyorquino ha iniciado la semana con una tendencia a la baja en una jornada en la que Bank of America anunció un fuerte incremento en sus préstamos dudosos. En concreto, el Dow Jones cayó hoy un 3,56 %, el S&P 500 se dejó un 4,28 % y el Nasdaq cedió un 3,88%.

Vientos de pesimismo soplaron desde primera hora entre los inversores de Wall Street. Las cuentas trimestrales presentadas hoy por Bank of America, con un balance más favorable de lo que se preveía, no fueron suficientes para impregnar de confianza a la bolsa neoyorquina. La incertidumbre despertada por los préstamos dudosos provocaron importantes recortes entre las entidades financieras.

Las acciones de Bank of America se desplomaron un 23,58%, lo que situó a la entidad como farolillo rojo de la jornada, y ello, a pesar de que la compra de Merrill Lynch le ayudara a que su ganancia trimestral creciera más del doble. Le siguieron en las pérdidas Citigroup, que recortó un 19,18%, American Express, que cedió un 12,93% y JPMorgan, con un retroceso del 9,47%. También registaron fuertes pérdidas General Motors, y Alcoa, que se dejaron un 10,22 y un 9,50%, respectivamente.

Poco respiro tuvieron los inversores de EE UU, que además de padecer el retorno de la incertidumbre sobre las entidades financieras escucharon además las palabras del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, quien afirmó que la economía global continúa experimentando una "turbulencia inusual".

Todas las compañías en números rojos

Ninguna compañía del índice Dow Jones consiguió cerrar la jornada en positivo. Las más afortunadas, IBM y Kraft, se anotaron leves pérdidas de un 0,69% y un 0,75% respectivamente. Y es que, los números rojos, estuvieron presentes a lo largo de toda la jornada, no sólo en Wall Street, sino también en los parqués europeos.

En el sector tecnológico, los títulos de la japonesa Toshiba cayeron un 6% debido a unas noticias aparecidas en la prensa sobre que la firma tiene previsto recaudar 5.000 millones de dólares en capital fresco para equilibrar su balance, golpeado por las pérdidas en el mercado de procesadores.

Por suerte, no todas las noticias fueron negativas para los mercados. Las acciones de Sun Microsystems se revalorizaron un 35,7%, más de dos dólares por título, tras conocerse que llegó a un acuerdo de venta con Oracle, en una operación valorada en 7.400 millones de dólares (5.700 millones de euros)

El barril de crudo de Texas se depreció hoy un 8,84% y cerró a 45,88 dólares el barril, en una jornada en la que el dólar se fortaleció ante el euro y otras divisas.