Regulación

Caramelo plantea un ERE de 237 personas para evitar el cierre

La firma textil Caramelo abordará en los próximos meses un ERE que afectará a 237 personas de una plantilla de más de 800, según anunció el viernes la dirección de la compañía, que ve esta actuación 'como único camino para salvar a la empresa de su cierre y hacerla rentable'.

La dirección de Caramelo, cuyo 92,5% está en manos de Inveravante, presidida por Manuel Jove, informó a los sindicatos de esta decisión, que 'viene determinada por la acumulación de pérdidas que hacen insostenible su viabilidad en el vigente escenario de crisis económica'.

Los problemas de la empresa ya habían sido expresados el pasado mes de diciembre cuando el nuevo equipo directivo presentó un plan de viabilidad que contemplaba 120 despidos y que rechazado entonces por los sindicatos. Según datos aportados el viernes por la compañía, Caramelo cerró el ejercicio 2007 con 20 millones en pérdidas, cifra que se incrementó en 2008 hasta llegar a 27 millones.

La deslocalización parcial de su fabricación es otra de las medidas que la empresa pondrá en marcha con el objetivo de incrementar la competitividad y de posicionarse en una 'excelente relación calidad precio.'

Inveravante elevó en enero su participación en la compañía pasando del 37,7% adquirido en 2007 al 92,5% actual. El resto del capital está en manos de Igape. El grupo Caramelo cuenta con una red comercial de 60 tiendas, propias y en franquicia.