Motor

Obama y Fiat designarán al nuevo consejo de Chrysler

El Gobierno estadounidense y el grupo automovilístico italiano Fiat designarán a los miembros del nuevo consejo de administración de Chrysler, en caso de que fructifiquen las negociaciones entre los dos fabricantes de vehículos para constituir una alianza.

El consejo de administración estará integrado por una mayoría de independientes, que tendrán la responsabilidad de nombrar al presidente no ejecutivo (chairman), según un documento remitido a los trabajadores por el consejero delegado de Chrysler, Bob Nardelli.

"El consejo de administración también designará a un consejero delegado, con aportación de candidatos procedentes de Fiat", añade el consejero delegado de Chrysler, compañía controlada por el fondo de inversión Cerberus Capital Management.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio un plazo de 30 días a Chrysler, que vence el próximo 30 de abril, para que la empresa constituyera una alianza con Fiat, garantizando así su viabilidad futura.

Según Nardelli, Fiat cree "firmemente" en los beneficios mutuos que la alianza crearía para las dos empresas, sus clientes, sus trabajadores y otras partes implicadas. "Seguimos revisando la situación de todos los accionistas con Fiat, que condiciona la alianza a ciertas concesiones", explicó.

La principal condición que exige la multinacional italiana para entrar en una eventual alianza es una reducción de los costes salariales de Chrysler, para equipararlos a los de competidores asiáticos y europeos con presencia en Norteamérica.