Medios

Zapatero anuncia una rebaja drástica de la publicidad en la televisión pública

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer el próximo envío al Congreso del proyecto de Ley Audiovisual, que incorporará una 'drástica reducción de la publicidad' en la televisión pública.

El anuncio lo hizo ayer el presidente al enumerar en la Cámara Baja las prioridades legislativas que guiarán la acción del Gobierno en los próximos meses. Zapatero no precisó los minutos de publicidad que se reducirán en la televisión pública (TVE cuenta con un límite de diez minutos de anuncios por hora) ni tampoco el calendario concreto en el que se tramitará la ley. De cualquier modo, su anuncio fue aplaudido por el Grupo Parlamentario Socialista.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, matizó con posterioridad que la reducción de la publicidad en TVE no significa en modo alguno que el Gobierno deje de apostar por el modelo de televisión pública. De hecho, este modelo se está estudiando a partir de las reuniones que la propia vicepresidenta mantiene desde hace tiempo con el sector audiovisual, incluida la corporación de RTVE.

En esta misma línea incidió el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso, quien interpretó que el Gobierno trabaja en la toma de una decisión estratégica a partir del comportamiento del mercado audiovisual y la tarta publicitaria. En cualquier caso, abundó Alonso, RTVE estará adecuadamente financiada para que pueda desarrollar 'una televisión pública neutral a partir de un punto de vista político y empresarial razonable'.

Desde la oposición, el secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha avisado a Zapatero de que 'si retira la publicidad a TVE antes de firmar el contrato-programa' -que debe contemplar las previsiones económicas de la corporación entre 2008 y 2010-, la cadena pública 'pasará a vivir del aire'. El texto del contrato-programa, previsto en la actual ley de la radiotelevisión pública estatal y que debería estar firmado desde el 30 de junio del año pasado sigue sin haber completado su memoria económica.

Contrato-programa

'Si el Gobierno no firma el contrato-programa con TVE y le quita la publicidad, tendrá que despedir al 90% de los trabajadores, porque la cadena pública se quedará sin financiación', ha resaltado González Pons. Con todo, el portavoz popular considera que la decisión del Ejecutivo 'es un paso en la buena dirección'.

Por su parte, la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), que agrupa a las cadenas privadas, ha instado al Gobierno que apruebe 'con carácter inmediato' la reducción de la publicidad en TVE

Sin embargo, la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) ha señalado que en momentos de crisis 'no parecería razonable eliminar' la publicidad de las televisiones públicas y que lo razonable es evolucionar hacia un modelo mixto de financiación.

UGT también apoya el modelo de financiación mixta, aunque es partidario de que haya límites en la publicidad que se debe emitir.

La competencia lo celebra en Bolsa

Las cadenas de televisión privadas que cotizan en la Bolsa española, Antena 3 y Telecinco, experimentaron ayer notables subidas en el parqué tras el anuncio del presidente del Gobierno. Los títulos de la cadena controlada por Planeta subieron el 16,67% mientras que las de Telecinco lo hicieron el 7,77%. Ambos rebotes se produjeron poco después del anuncio realizado por el presidente.

Los ingresos publicitarios de las cadenas se han visto recortados de forma sustancial por la crisis, por lo que los analistas entienden que estas cadenas se verán beneficiadas si las televisiones públicas reducen el tiempo de emisión publicitaria. Durante el pasado año, TVE obtuvo unos ingresos de 557 millones de euros, 128 millones menos de los previstos inicialmente tras reducir de 12 a 11 minutos la emisión de anuncios cada hora y empezar a acusar el descenso de la inversión publicitaria. Ese minuto menos, según sus directivos, tuvo un coste de 57 millones de euros en los ingresos de la cadena.